Semana Santa en Francia

Para quienes ya están pensando en tomarse un descanso y hacer un viaje en los próximos días, existen excelentes opciones para disfrutar de Semana Santa en Francia

Para quienes ya están pensando en tomarse un descanso y hacer un viaje en los próximos días, existen excelentes opciones para disfrutar de Semana Santa en Francia, desde visitar París, la ciudad del amor, la luz y la moda, hasta descubrir la pequeña Lourdes, uno de los lugares más destacados del peregrinaje.

Veamos entonces algunas alternativas por demás tentadoras para pasar Semana Santa en Francia y por qué no? Vivir en primera persona el “Pâques” uno de los grandes acontecimientos del país galo y que los niños adoran porque tiene que ver con los deliciosos huevos de pascua.

Lourdes, la pequeña ciudad de montaña

Lourdes es una excelente alternativa para quienes buscan evadirse de lo cotidiano y descubrir un lugar de espiritualidad a las orillas del Gave de Pau. Visitar por ejemplo la gruta de Massabielle, donde la Virgen Marie se apareció a Bernadette Soubirous en 1858.

Esta gruta conocida como Santuarios Notre-Dame de Lourdes, está abierto todos los días del año y para muchos es un retiro espiritual para reponer fuerzas, una vuelta a los orígenes. Pero también un paseo por el centro de Lourdes permite disfrutar del ambiente de esta pequeña ciudad que tiene un castillo donde funciona hoy el Museo Pirináico o llegar hasta el mirador con una maravillosa vista de 360° sobre toda la villa.

Y para quienes quieren realizar actividades al aire libre pueden disfrutar de la naturaleza practicando BTT, pesca o un paseo en canoa-piragua y practicar golf, además de recorrer la “Ruta del Jubileo” en cuatro etapas destacándose la última con una visita a la capilla del hospicio donde Bernadette iba a la escuela para aprender a leer y a escribir.

París, un destino clásico que siempre se renueva

Otra posibilidad en Semana Santa es visitar la maravillosa ciudad de París con sus clásicos monumentos y lugares como el Jardín des Tuileries, el Museo de l´Orangerie o el Museo de Orsay.

De noche, París ofrece espectaculos maravillosos como el Arco del Triunfo con sus mágicas vistas panorámicas del Sagrado Corazón, la Torre Eiffel o los Campos Elíseos.

Existen también tours y paseos descubriendo los barrios más populares de París, como Le Marais o visitar el famoso Museo del Louvre, comer algo en el restaurante Les Chouettes y hacer compras en el mercado de Les Enfants Rouges y descubrir la preciosa Plaza des Vosges que alberga la casa de Victor Hugo. El barrio de Montmartre un lugar especial para pasear, curiosear y después subir en funicular al Sagrado Corazón.

Y si París capital no fuera suficiente existen también diferentes opciones de ocio, cultura y gastronomía visitando lugares no tan conocidos como Vaux-le-Vicomte, Champs-sur- Marne o Malmaison.

Ruta de los vinos de Cahors

Y para los amantes del buen vino nada mejor que disfrutar en Semana Santa de la Ruta de los Vinos de Cahors en un viaje por las tierras de la provincia de Lot, al norte de Toulouse, donde entre otras cosas la gastronomía tiene un sitios privilegiado gracias a la trufa, el foie gras, el cordero y el vino Cahors Malbec.

Esta ruta turística es un recorrico por la provincia de Lot para conocer Cahors y Saint-Cirq-Lapopie. Famoso el vino de Cahors invita a los viajeros a conocer las peculiaridades de su vino.

El recorrido incluye una visita a la Villa Cahors Malbec, en el centro de Cahors, con un viñedo antiguo donde es posible degustar el vino tinto pero también hacer una cata de otra categorías de caldos y asistir a clases de enología y conferencias.

Una segunda etapa de esta ruta de los vino lleva al Château de Haute-Serre, un lugar fantástico, a tan solo 20 minutos de Cahors y con una amplia oferta enoturística que propone. Aquí es posible apreciar las etapas de elaboración de un gran vino y degustación.

Por último, una visita a Saint-Cirq-Lapopie, un pueblo pintoresco a solo 30 minutos en coche de Cahors y donde se encuentra una fortaleza con una rica historia y desde donde se puede admirar el pueblo medieval y el valle del Lot, sus embalses, puertos y el famoso camino de sirga, que recuerda las épocas de gloria que fue floreciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *