Visitar Versalles

Una ciudad situada en la región Isla de Francia y a solo 17,1 kilómetros al oeste de París, Versalles es un destino turístico que no puedes perderte.

Una ciudad situada en la región Isla de Francia y a solo 17,1 kilómetros al oeste de París, Versalles es un destino turístico que no puedes perderte y por ello hoy desde Francia.net compartimos todo lo que necesitas saber para hacer de tu visita una experiencia inolvidable.

Versalles, un poco de historia

Versalles tiene un larga y rica historia, capital “no oficial” del reino de Francia desde fines del siglo XVII y hasta casi finalizado el siglo XVIII, hoy es un importante destino turístico y una ciudad que quienes visitan París incluyen en su itinerario de viaje.

Si bien durante todo el período durante el cual el rey Luis XIV trasladó la corte y el gobierno permanentemente a Versalles y hasta septiembre de 1715 cuando muere este soberano, París siguió siendo la capital oficial de Francia, pero todos los temas prácticos del gobierno fueron conducidos desde Versalles.

Mundialmente famosa por su majestuoso palacio, desde cuya explanada ha crecido la ciudad, Versalles es también la sede de una diócesis católica creada en 1790, y también es la sede del Tribunal de Apelación que cubre los alrededores occidentales de París desde 1975.

Esta ciudad se asienta sobre una meseta elevada y rodeada por colinas boscosas, encontrándose en el norte los bosques de Marly y Fausses-Reposes, en el sur los bosques de Satory y en el este los bosques de Meudon y de Vélizy.

Qué ver en Versalles

Ademas del Palacio de Versalles y sus esplendorosos jardines de los que hablaremos en detalla, en la ciudad existen otras cosas interesantes para conocer como el monumento de Luix XIV que tiene 150 años de antigüedad, hacer un paseo por el Gran Canal donde está la alameda principal de Versalles.

En el Gran Canal hay una serie de sitios interesantes como el Gran Trianón y Pequeño Trianón, y también una aldea pintoresca, llamada María Antonieta, donde se conservan un molino antiguo, varias cabañas y hasta una granja de productos lácteos.

Para aquellos que quieran conocer la historia del país y de la ciudad nada mejor que visitar complejo histórico-arquitectónico un lugar con galerías y salas que reúnen diversas colecciones de artefactos históricos.
También el Museo de Historia de Francia merece merece una visita ya que alberga infinidad de obras de arte de un valor incalculable.

Cerca del centro de Versalles se encuentra el Domaine de Madame Elisabeth, un hermoso castillo que hoy pertenece al Estado y está rodeado de bonitos jardines.

Para los amantes del teatro en Versalles pueden visitar el Teatro Montansier, fundado en el siglo XVIII por la famosa actriz Madame Montpensier, este lugar sorprende con su elegante decoración en la que abundan las pinturas murales y estuco.

Otras cosas imperdibles en Versalles son:

  • El Museo Lambinet
  • La Academia del Espectáculo Ecuestre
  • El teatro Montansier
  • Las tiendas de anticuarios alrededor de la antigua cárcel y los artesanos
  • El Huerto del Rey
  • La Osmoteca
  • La sala del Juego de Pelota
  • El mercado Notre-Dame

Palacio de Versalles

Este majestuoso palacio invita a recorrer sus cientos de estancias, todas ellas con una gran riqueza artística, incluyendo la gran capilla y los Grandes Aposentos del Rey y la Reina.

La Galería de los Espejos, es otro de los atractivos del Palacio de Versalles, con una impresionante galería de más de setenta metros de longitud y donde existen trescientos setenta y cinco espejos. Cabe recordar que en esta galería en 1919 tuvo lugar la firma del Tratado de Versalles en 1919, poniendo fin a la Primera Guerra Mundial.

Recordando un poco la historia de este lugar merece la pena resaltar que hasta el año 1623, el Palacio de Versalles estaba muy lejos de ser la obra arquitectónica barroca se conoce hoy en día.

Los jardines de Versalles

La visita a los jardines es una experiencia inolvidable, con una extensión de más de ochocientas hectáreas existen aquí plantas, flores y todo tipo de árboles, además de gran cantidad de estatuas de mármol, estanques y fuentes.

Si bien es cierto que es prácticamente imposible recorrer la totalidad de los jardines, es posible ver la mayor cantidad de cosas alquilando una bicicleta o un coche eléctrico, o bien utilizar el trenecito que recorre los jardines.

Asimismo, entre lo puntos más importantes de los Jardines de Versalles destacan el Gran Trianón, un pequeño palacio de mármol rosa y el Dominio de María Antonieta, un lugar especial ya que aquí la esposa de Luis XVI disfrutaba de una vida sencilla y campestre.

Consejos para visitar Versalles

A partir del mes de abril y hasta octubre el Palacio de Versalles realiza espectáculos en los jardines donde existen agua danzantes con muestras que se realizan durante algunas horas cada día.

Durante el año existen diferentes horarios para visitar el Palacio y los Jardines de Versalles:

A partir del 1 de abril hasta el 31 de octubre:

  • Palacio: de martes a domingo de 9:00 a 18:30 horas.
  • Jardines: todos los días de 8:00 a 20:30 horas.

A partir del 1 de noviembre y hasta el 31 de marzo:

  • Palacio: de martes a domingo de 9:00 a 17:30 horas.
  • Jardines: todos los días de 8:00 a 18:00 horas.

El Precio para adultos es de 18 euros, los ciudadanos UE entre 18 y 25 años deben abonar 13 euros, mientras que los menores de 18 años gozan de entrada gratuita.

También existe entrada gratuita entre los meses de noviembre y marzo, el primer domingo de cada uno de estos meses. También la entrada es gratuita con Paris Pass y Paris Museum Pass.

Existen visitas guiadas al Palacio de Versalles en tours privados que resultan ideales para ver los puntos más importantes del lugar.

Versalles, es mucho más que un majestuoso castillo y jardines de ensueño, es una ciudad seductora que cautiva a sus visitantes con su historia, arte y propuestas de ocio, merece la pena una visita…