Francia

Category - Auvernia

Vichy

Vichy es una ciudad francesa que está ubicada en el departamento de Allier, en la region de Auvernia, siendo parte de la antigua provincia francesa de Borbonés, siendo conocida a nivel mundial sobre todo en la época de la Segunda Guerra Mundial, ya que entre 1940 y 1944 fue la sede del gobierno de Francia, cuando Paris fue tomada por el ejército Nazi.

Vichy es llamada en Francia también como la “ciudad verde”,  teniendo paisajes espectaculares para quien disfruta de este tipo de turismo además cuenta con el hermoso Parc du Napoleón, en el cual se puede pasar una linda tarde disfrutando del aire libre, así como también en la ciudad hay una gran cantidad de clubes náuticos.

La ciudad ofrece muchos atractivos pero el tren turístico es uno de los paseos más agradables que se pueden llevar a cabo, en donde se recorre los lugares más lindos de la villa, así como también los alrededores, o también se puede visitar el hipódromo a ver una de las carreras que se realizan allí, otra de las posibilidades que ofrece Vichy es dar un romántico paseo por las apacibles aguas del río Abey y así ver los paisajes urbanos que ofrece desde esa perspectiva, así como también las postales naturales.

Fuente: foto

Tournemire

Ya hemos hablado en otras ocasiones, sobre el hecho que existen en Francia algunos pueblos que son clasificados como los más bellos, una distinción que les ha sido otorgada, por la Oficina de Turismo Nacional a varias ciudades en distintas regiones del país,  debido a la conservación de sus monumentos, su arquitectura y al encanto particular que cada uno de ellos posee.

El poblado de Tournemire se encuentra dentro de ese grupo de pueblos elegidos como destinos encantadores y que se recomienda a los turistas para que lo visiten y disfruten de su belleza.

Tournemire se encuentra ubicado en la región de Auvernia, Macizo Central a pocos kilómetros de Aurillac, por lo cual quien visita ésta ciudad bien puede hacerse una escapada y conocer este bonito sitio en lo alto de la colina y con una vistas estupendas al valle del río Doire.

Inserto en el Parque Natural Regional de los Volcanes de Auvenia, el pueblo de Tournemire se caracteriza por la belleza del paisaje que lo rodea, además de su interesante historia y arquitectura que forman parte de su pasado.

Fueron dos familias quienes tuvieron en sus manos el futuro de este pueblo la Tournemire y la familia Anjony, ambas se enfrentaron por lograr el control de la ciudad y a pesar que el pueblo lleva el nombre de la primera familia, los Anjony continuaron en el lugar viviendo en el magnífico castillo que lleva su nombre.

Edificado por Louis d’Anjony, cuyo nombre  se hiciera famoso por haber estado al lado de Juana de Arco y formado parte de su comitiva, este palacio es realmente una obra de arte.

El castillo data del siglo XV, destacándose sobre todo por sus torres inmensas, en tanto que en su interior pueden verse en sus muros frescos realizados en el siglo XVI, los cuales adornan diferentes habitaciones.

Más tarde, en el siglo XVIII, fue construida un ala nueva con mayores comodidades y decorada de manera sobria y elegante, como lo marcaba el estilo de esos tiempos.

El castillo se encuentra abierto al público para ser visitado desde hace muchos años y realmente vale la pena conocerlo, como también recorrer la ciudad para admirar su hermosas y antiguas casas construidas con piedras volcánicas.

Foto: fuente  Les Plus Beaux Willages de France

Auvernia

Auvernia es una región de Francia que se encuentra en el Macizo Central y que se caracteriza por sus extensas áreas protegidas, lugar ideal para los amantes de la naturaleza, el senderismo y el turismo rural.Su paisaje sorprende con su colorido verde y sus antiguos volcanes, que se entremezclan con los hermosos lagos, praderas, bosques y poblados termales.

Tanto su excelente clima como su magnífica geografía la han transformado en el lugar óptimo para la realización de todo tipo de actividades al aire libre.

Destacándose los deportes de nieve y acuáticos, así como la práctica de parapente y los encantadores viajes en globo, que permiten ver las bellezas naturales de toda esta región.

Auvernia también se distingue,  en lo que a cultura, historia y arte se refiere,  por poseer hermosas iglesias románicas, consideradas las más importantes de Francia y encantadores castillos que nos transportan por un instante al Medioevo.

Su centro histórico se ha conservado a través de los siglos y nos deleita con arquitecturas variadas como la de la Catedral de estilo gótico construida en piedra negra volcánica, toda una rareza en lo que a construcción de monumentos religiosos se refiere.

Su excelente gastronomía está basada en típicos platos campesinos lo que la hace nutritiva y barata. Patatas, verduras y carne de cerdo son los ingredientes básicos para la preparación de deliciosos platos entre los que se destacan su popular potaje, los embutidos de Saint Pourcain y el buey de Mézenc.

Sin embargo, Auvernia ha sido hasta hace pocos años una de las regiones francesas menos visitadas ya que su geografía montañosa y con gran cantidad de lagos  dificultaba la llegada del turismo. Hoy, gracias a las obras realizadas,  esta bella región comienza a ser más visitada y sus tesoros guardados durante siglos comienzan  a salir a la luz, para deleite del todo el mundo.

En el Departamento francés de Cantal, región de Auvernia, ideal cuando de disfrutar de la naturaleza y la excelente culinaria se trata, entre llanuras y montañas se encuentra emplazada su capital la ciudad de Aurillac.

Se trata de una población pintoresca y de una belleza especial donde las tradiciones se mezclan con una dinámica y animada vida comercial, que contrasta con sus antiguas casas  construidas en los siglos XVII y XVIII.

Bulliciosas calles peatonales colmadas de tiendas nos esperan y  allí es posible adquirir absolutamente todos los deliciosos productos regionales.

Su famoso Festival de Teatro de la Calle es uno de los puntos de atracción de gran cantidad de espectadores locales como turistas,  que llegan aquí durante el mes de agosto.

Esta ciudad es muy antigua y según nos cuenta la historia, fue el conde Géraud quien fundó en el lugar una abadía benedictina creciendo paulatinamente a su alrededor el poblado, que pulatinamente fue creciendo y desarrollándose, y cuya primera ubicación urbana puede verse aún en Aurillac.

Pero fue recién en 1866, cuando con la llegada del ferrocarril la ciudad se desarrolla por completo, convirtiéndose en un lugar de mercados y ferias y un sitio importante de la región para el comercio en la época.

Diversidad de monumentos históricos y sitios realmente maravillosos podremos encontrar en esta población,  de personas hospitalarias y amables con una estupenda disposición para hacer sentir confortable a sus visitantes.

Además,  completando esta imagen perfecta las montañas le dan un marco encantador con vistas panorámicas de excelencia, ideal para quienes gustan de tomar gran cantidad de fotografías en sus viajes.

Otro pueblo que es tan bonito y pintoresco como Aurillac se encuentra a solo 40 kilómetros y es el poblado de Salers.

Se trata de una ciudad muy antigua, rodeada por grandes terraplenes y en su interior podremos visitar el Castillo y también su bonita Gran Plaza, dos grandes puertas de entrada han quedado de la época en que era una fortaleza y por cualquiera de ellas se tiene acceso a la villa.

Una ciudad donde hallaremos construcciones que datan del siglo XV en las que se utilizaron las rocas volcánicas para levantarlas, por esa razón poseen una tonalidad oscura que les otorgan  un toque distinguido y elegante.

Foto: Fuente Votravia

Ciudades

Pueblos

Charroux

Antiguamente conocida como Charroux en Bourbonnais, la ciudad de Charroux se encuentra dentro de los llamados “Pueblos Más Bellos de Francia” y es el representante de una arquitectura excelente que nos remonta a la Edad Media.

Uno de los destinos que podemos conocer y disfrutar en Auvernia, es este bello poblado que se encuentra ubicado en el departamento de Allier.

Charroux no sorprenderá con una historia rica en leyendas y monumentos civiles, sobre todo los que nos remontan a su época de oro que transcurrió entre los siglos XII al XVI.

Innumerables y magníficos edificios que aún hoy se conservan en perfectas condiciones,  como el bastión de los Borbones que está frente a la plaza central de la ciudad en otras épocas protegida con una gran muralla de la cual hoy sólo quedan dos puertas de entrada llamadas la de Oriente y la del Reloj, dos torres y menos de cien metros de murallas.

La iglesia de San Juan Bautista que data del siglo XII con su hermoso campanario testigos de siglos de historia y también la abadía benedictina, en otras épocas una de las de mayor peso en Europa.

Como muchos de los pueblos de esta región Charroux estuvo relacionado directamente con los legendarios templarios y fueron precisamente reliquias relacionadas con Cristo las que originaron la construcción de la abadía, edificada entre los siglos VIII y XI.

Lamentablemente al llegar la Guerra de los Cien Años comenzó su destrucción que siguió durante las Guerras de Religión siendo en la época de la Revolución Francesa cuando se la destruyó casi por completo.

Hoy pueden verse los restos de la abadía que constan de algunas esculturas góticas y la Torre de Carlomagno.

Como en todas las ciudades de esta región pueden degustarse platos típicos tradicionales exquisitos y además, Charroux es famosa también por su fantástica mostaza artesanal, un buen recuerdo para llevar de este encantador poblado medieval.

Foto: Fuente Auverneg tourisme

Arfeuilles, el encanto de un pueblo de montaña

Oculto justo en el corazón de la Montaña Borbonesa, el bello pueblo de Arfeuilles en la región de Auvernia, siempre ha sido el paso de numerosos peregrinos hacia Santiago de Compostela, que hacen una parada en esta vieja encrucijada de caminos.

Un sitio que conserva toda la esencia de su pasado, cruzado por el río Barbenan que lo hace calmo por debajo de sus puentes cubiertos de flores.

En su antigua plaza una magnífica iglesia levantada en 1882 es el punto central de la ciudad,  muy cerca de ella se encuentra el café Auberge du Barbenan, con un bonito comedor al aire libre donde puede degustarse típicos platos de la  cocina de la región.

Alrededor de la iglesia hallaremos un pequeño mercado, la oficina de correos, la panadería y un poco más alejada el consultorio médico, la farmacia y una pista de tenis al lado de una pequeña oficina de turismo que abre sólo en el verano, época en la que visitan ciudad algunos turistas.

De vida tranquila y apacible es un poblado en el que las costumbres se encuentran muy arraigadas, los miércoles puede visitarse el mercado que vende frutas y hortalizas frescas, además de quesos del lugar, carne y pescado.

Sus antiguas tradiciones se ven reflejadas en diversas festividades, sin embargo, en agosto es cuando tiene lugar la fiesta anual más importante de la ciudad donde se recuerda la época medieval representada por jinetes que recorren las calles, además de baile y comida para todos.

Por  la noche la orquesta del pueblo se desplaza por el pueblo seguida por los niños que con sus linternas encendidas muestran el camino hacia el lago, donde tienen lugar bellos fuegos de artificio que son el punto final de ese día.

Para los amantes de las caminatas y los que practican senderismo Arfeuilles es un sitio perfecto para hacer largos trayectos de senderos alrededor del pueblo donde se pueden visitar antiguas poblaciones e iglesias por el camino y las ruinas del castillo Montgilbert que data del siglo XIII.

La gente de este lugar es hospitalaria y cordial. La paz y la tranquilidad reinan por estos lados, por lo que es el punto perfecto para quienes gustan de las cosas simples y sencillas de la vida de un pequeño pueblo medieval.

Foto: Fuente Grande Maison Chenerailles

Copyright © 2015 - Francia.net - Guía turística de Francia.
eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: francia.netestadísticas para proyecto: francia.netetracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log

Pin It on Pinterest