Francia

Category - Baja Normandia

Honfleur

Honfleur es una comuna en el departamento de Calvados, en el noroeste de Francia, está ubicado  en la margen sur del estuario del Sena, frente a Le Havre y muy cerca de la salida del Pont de Normandie, este hermoso puerto es un sitio encantador, sobre todo para quienes aquellos quieren pasar algunos días de verdadero descanso en este país.

Honfleur ha conservado su patrimonio histórico como se verá a medida que los visitantes puedan pasear por las pintorescas calles estrechas de este lugar, aunque si prefiere recorrer sentado puede tomar un paseo en barco en el estuario del Sena al Puente del Normandie, uno de los puentes colgantes más largos del mundo o un viaje más corto por la zona del puerto.

A lo largo del muelle se puede encontrar lugares espectaculares para relajarse, sobre todo especiales para disfrutar de una copa de vino o de Calvados, por su parte lo que se denomina como puerto interior tiene tiendas de artesanía para navegar alrededor y muchos lugares para comer, usted puede realizar este paseo en donde además puede admirar todo tipo de yates y los barcos de pesca de colores brillantes.

El principal punto de interés en el casco antiguo es la Eglise Saint Catherine, la iglesia fue construida por fabricantes de barcos de la ciudad en gran parte en  madera en el siglo 15, y tiene un campanario independiente fabuloso.

Fuente: foto

Caen

caen

Capital de la región de Baja Normandía y del Departamento de Calvados, la bella ciudad de Caen se encuentra situada al noroeste de Francia, conocida por su castillo y sus antigua y magníficas abadías.

La vida en torno a la actual Abadía a los Hombres ya existía en la época galo-romana, y en el siglo XI Guillermo el Conquistador, duque de Normandía la reforma construyendo allí un castillo, dos abadías y cerca todo con una gran muralla. La esposa de Guillermo fue enterrada en la Abadía a las Mujeres y unos años más tarde el cuerpo del Duque es depositado en la Abadía a los Hombres.

La ciudad tiene luego de estos acontecimientos un crecimiento vertiginoso y se convierte así en la segunda Villa del Ducado de Normandía.

El castillo fue dañado durante la Guerra de los Cien Años y  la Segunda Guerra Mundial también le causó un notable daño a esta fortaleza, comenzando su reconstrucción en 1948 y terminando recién en 1962.

Hoy,  es posible visitar el Castillo de Guillermo el Conquistados, la Abadía a los Hombres como su iglesia que actualmente funciona como Ayuntamiento. La Abadía a las Mujeres y su Iglesia de la Trinidad que es hoy el Concejo Regional de Baja Normandía.

También son interesantes de conocer la iglesia de San Pedro, la de San Juan y el Memorial por la Paz de Caen.

En Caen su universidad fue creada en 1432 por Enrique VI de Inglaterra, siendo una de las más antiguas de Francia.

En la Abadía a los Hombres es posible disfrutar de una importante colección de pinturas que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX.

Los museos de la ciudad también poseen obras interesantes de conocer, en el de Bellas Artes por ejemplo existen obras que van desde el siglo XV hasta nuestros días y en el Museo de Normandía se exponene diferentes colecciones arqueológicas y etnológicas que ilustran como fue el desarrollo histórico y cultural de toda la región.

Un museo muy pintoresco para conocer es el Museo Postal y de las comunicaciones, donde es posible conocer la historia del servicio postal y también disfrutar de diversas exposiciones temporales que se realizan durante todo el año.
Por último el Museo Memorial del Desembarco integramente dedicado al denominado Día “D” del desembarco de Normandía durante la Segunda Guerra Mundial.

La gastronomía de la región se ve representada en platos tradicionales que pueden degustarse en los diversos restaurantes que se encuentran en la ciudad.

También es posible adquirir productos típicos como los deliciosos quesos como el Livarot y el Pont l’Evêque, bebidas como la sidra Pays d’Auge y el Calvados. Existen varios mercados donde estos y otros productos se comercializan en la ciudad siendo el más importante el mercado de Saint-Pierre que funciona todos los domingos.

Fue Guillermo el Conquistador quien mandó construir en el siglo XI dos abadías, una muralla y también su conocido castillo.

Precisamente su esposa fue enterrada en la Abadía de las Mujeres en 1083 y cuatro años después, es enterrado el cuerpo del propio Duque en la Abadía a los hombres.

Luego de esta época la ciudad comenzó a experimentar un crecimiento rápido y se convierte en la segunda Villa del Ducado de Normandía.

Durante la Guerra de los Cien Años el castillo sufrió el asedio de los ingleses y fue después de la toma de la ciudad que Enrique V mandó matar a todos los varones civiles de la población.

Ya en la Segunda Guerra Mundial como se encontraba en la línea de frente fue destruida casi en su totalidad en la famosa Batalla de Normandía, en el desembarco ocurrido en 1944. Su reconstrucción, duró de 1948 a 1962, marcando su aspecto actual en cuanto al estilo urbanístico.

En los años sesenta se produce un gran cambio y comienza el desarrollo tanto industrial como cultural y llegan también las inversiones de grandes empresas, se construye el teatro y  la biblioteca municipal, además de inaugurarse varios museos.

Ya en los setenta comienzan a desarrollarse los barrios periféricos y se produce un gran crecimiento a nivel demográfico, con el consiguiente desarrollo de los transportes públicos. Una época en la que también tanto la investigación científica como tecnológica tienen un enorme crecimiento.

En 1986 se inaugura el ferry Duc de Normandie con un gran éxito en cuanto al caudal de trasnporte.

Caen cuenta con una  gran cantidad de monumentos históricos como la Abadía de los Hombres donde funciona hoy el Ayuntaiento y su iglesia, famosa por albergar los restos de Guillermo el Conquistador. Además en la abadía es posible admirar una gran colección de pinturas de diferentes épocas.

Ya la Abadía de las Damas, posee la iglesia de la Trinidad, de arquitectura románica normanda se destacan el claustro y su gran escalera.

Otras iglesias que merecen una visita son la Iglesia de San Pedro que se encuentra frente al castillo y la Iglesia de San Juán.

Por su parte el Castillo Ducal guarda en su interior varios museos y también se encuentra allí la Iglesia de Sanit George que es hoy un salón de exposiciones de carácter temporario.

El Museo de Bellas Artes con creaciones que van desde el siglo XV hasta la actualidad, el Museo de Normandía, con piezas arqueológicas y etnológicas que cuentan el desarrollo cultural de la región y el Museo Postal y de las Comunicaciones, que cuenta la historia del servicio postal y posee también exposiciones temporales.

Caen una ciudad que combina la modernidad con la historia, tradiciones y un estilo muy particular que encanta a los viajeros que la visitan.

Foto: Fuente Viajeros

Normandía, Abadías de la Lucerne y de Lonlay

En Francia es posible visitar infinidad de edificios tanto históricos como religiosos, la mayoría de ellos de gran importancia a nivel cultural. La región de Normandía es  conocida y famosa por la gran cantidad de abadías que pueden encontrarse en su territorio, siendo todas ellas objeto de visita por parte de los turistas.

Así, la Abadía de La Lucerne se encuentra situada justo en el corazón de bello entorno natural del departamento de Manche. De puro estilo romanesco este edificio fue construido en el siglo XII y se encuentra en el Valle del Thar con un paisaje verde al su alrededor que le otorga un aire encantador.

Su nombre completo es la Abbaye Sainte Trinité de La Lucerne y de su larga historia pueden verse huellas dejadas en sus muros.

Construida siguiendo la sobriedad muy particular del estilo cisterciense, llama la atención su torre de estilo anglo-normando, además de ser la primera abadía norbertina de Normandía. La Guerra de los cien Años estuvo a punto de acabar con ella y tras los ataque sufridos fue reconstruida en el siglo XV.

Posteriormente y durante la Revolución Francesa se la convirtió en un molino de algodón y funcionó como tal durante muchos años hasta que se decidió demolerla, con el sólo objeto de darle algún uso a las piedras que forman sus muros.

Afortunadamente en el año 1959 se comenzó su reconstrucción creándose la fundación que lleva su nombre como un intento de devolverle a la población del lugar una antigua joya de inestimable valor histórico y arquitectónico, Hoy puede ser visitada por todos aquellos que desean conocer un poco más de la historia de esta región de Francia.

También, la Abadía de Lonlay es un claro ejemplo del tipo de construcción de la época en que fue fundada (año 1017) por Guillaume Talvas de Bellême, Señor de Domfort.

Se trata de un tipo de construcción de belleza muy particular. Durante muchos años fue un monasterio benedictino de la orden Fleury-sur-Loire, pero luego tuvo una historia de desgracias con varios incendios y saqueos, y durante la época de la Revolución Francesa sólo tres monjas la habitaron.

En la actualidad, se conserva sólo una parte de ella rodeada de un hermoso paisaje de bosques  junto al río Egrenne, allí puede apreciarse lo que ha quedado de ella, el coro y el crucero de la iglesia ya que tanto los claustros como la nave no han sobrevivido hasta nuestros días.

Han quedado sus macizos muros de granito y en su interior estatuas talladas, sus columnas románicas y algo que tuvo origen en la Abadía que fue la preparación  de galletitas de Lonlay, cuya fábrica puede visitarse en la actualidad.

Foto: Fuente Web Tournaire

Monte Saint Michel, un clásico de Francia

Francia posee una gran cantidad de lugares para visitar que han marcado en algún momento los destinos y la historia de este país.

El Monte Saint Michel es uno de ellos, conocer su historia nos hará sentir lo maravilloso que es estar en un lugar que es único en el mundo, un sitio en donde en el año 709 se levantó la Abadía, para rendirle tributo al arcángel San Miguel.

Sobre una isla que tiene unos 900 metros de circunferencia y con un pequeño pueblo que la rodea, se encuentra la Abadía, para llegar hasta el Monte Saint Michel se debe ir por la Gran Vía que es el único acceso por tierra para llegar hasta la isla.

Un pequeño pueblo rodea la Abadía, sus habitantes reciben a los turistas diariamente y viven de las artesanías que les venden como recuerdo de su visita al lugar. En este poblado podremos visitar la iglesia de St. Pierre y un pequeño edificio que fuera construido en el siglo XVI que se encuentra muy bien conservado. Tras caminar sus calles empinadas llegaremos a la Abadía.

Allí veremos todo el conjunto que comprende la Iglesia, la Abadía románica al oeste y la Mervell al norte, donde también hallaremos el famoso claustro que fue construido por los monjes benedictinos en el siglo XIII. Muchos fieles llegan a ella para, conocerla, rezar y cumplir promesas.

El Monte Saint Michel ha sido declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, merecido homenaje a una obra espléndida que nos fascina con su belleza y magnitud.

Lo extraordinario de este lugar es que es que cuando la marea sube deja tanto el pequeño poblado que la rodea como a la misma Abadía solamente unida a tierra firme por su carretera. Este fenómeno ocurre dos veces por día y con anticipación las campanas de la iglesia repican para dar aviso a los habitantes.

Una maravilla tanto arquitectónica como histórica, un lugar increíble para conocer y admirar.

Normandía, atractivos turísticos

Todas los lugares de Francia tienen algo en particular para ofrecer a sus visitantes.  Es el caso de la región de Normandía situada al norte del país.

Dividida en dos regiones la Alta Normandía integrada por los departamentos de Sena Marítimo y Eure, y la Baja Normandía cuyos departamentos son Orne, Calvados y Manche.

Tanto una como otra región ofrecen atractivos turísticos incomparables,  ya sea por sus bellezas naturales, como los acantilados sobre el mar, las pequeñas y pintorescas poblaciones que se encuentran en toda la zona o la variedad de museos, tiendas y  lugares bellísimos  para recorrer.

En Giverny, a sólo 80 kilómetros de París, en la frontera entre Normandía y la Isla de Francia se encuentra el Museo de Monet, donde pueden admirarse las obras de este gran artista impresionista y recorrer la que fuera su casa y los jardines donde vivió y trabajó la mayor parte de su vida.

Courseulles-sur-Mer, en plena playa Juno, es otro de los lugares para visitar en Normandía. Allí se encuentra el fantástico Museo llamado Centre Juno Beach, que fue inaugurado en el año 2003. Un lugar dedicado a las tropas de Canadá que hicieron allí su desembarco.

Grandiosos acantilados sobre el mar y dos museos que fueron dedicados al histórico desembarco de Normandía nos esperan en Arromaches.

La playa de Sainte-Marie-du-Mont, también llamada como Utah o la playa Omaha nos proponen un tiempo de relax con playa y mar a nuestra disposición.

La capital de la alta Normandía, Rouen es una ciudad con vida propia, animada y bulliciosa y una de las más modernas de toda la región. Para quienes gustan de ciudades modernas también puede visitar Caen que luego de ser destruida por los bombardeos se reconstruyó totalmente transformándose en una población moderna y atractiva para el turismo.

En el pasado la región de Normandía estuvo poblada por pueblos de origen celta y luego de la ocupación romana fue invadida por los Francos integrando el llamado reino de Neustria.

Posteriormente, a mediados del siglo XII existieron luchas que hicieron que Normandía alternara algunos períodos siendo fiel al rey de Inglaterra y otros al de Francia.

Durante la Guerra de los Cien Años existieron familias normandas como la de Tancredo de Hauteville que cumplieron un papel importante en las Cruzadas.

Ya en la Segunda Guerra Mundial tuvo lugar la Batalla de Dieppe donde las fuerzas aliadas atacaron a lo ocupantes de nacionalidad alemana.

En esta región también se desarrolló la Batalla de Normandía y el conocido “Día D” fue el 6 de junio de 1944, cuando las tropas aliadas lograr abrir un segundo frente contra el ejército alemán.

Normandía se reparte hoy en regiones como la Cuenca parisina y el Maciso Armoricano al norte de Francia. Y las principales regiones naturales de Normandía se encuentran separadas por el río Sena.

Por su división geográfica presenta dos tipos de paisajes predominantes. Así, al norte del Sena puede verse una meseta calcárea de mediana altitud, siendo el resto del paisaje más uniforme.

También sus costas marítimas presentan aspectos que las diferencian, con cursos de agua como el Sena, Epte, Risle, Eure y Andelle, como también ríos costeros de pequeña envergadura como el Touques, Bresle, Orne y Couesnon.

Dos parque naturales se destacan por su belleza en la región y ellos son el de Marais du Cotentin y de Bessin y el de Boucles de la Seine Normande.

Entre las principales ciudades de Normandía se encuentran Ruán capital de la Alta Normandía, ciudad El Havre , Caen la capital de Baja Normandía y Cherbourg.

Su arquitectura medieval pasó por una época de esplendor entre los siglos X y XIV, el cual ha quedado reflejado en famosas catedrales como la de Notre-Dame de Bayeux y la Catedral Notre-Dame de Rouen. También, bellas abadías como la Abadía de Bec, la de Aux Hommes y la de Aux Dames en Caen, que guardan un estilo románico y gótico normandos.

En tanto que la arquitectura de sus casas se caracteriza por ser la tradicional normanda, con entramados de madera, ladrillos o piedra. En la campiña este estilo se refuerza con las bonitas vigas vistas que aún perdura como una tradición en la construcción de viviendas.

En cuanto al arte muchos pintores impresionistas se sintieron atraídos por esta región dada las conexiones por tren entre París y esta zona. Uno de los sitios más visitados es la casa y jardín de Monet que se encuentra en Giverny, sitio que sirvió de inspiración a muchos de los cuadros del artista.

En lo referente a producción de alimentos su campiña provee de frutas como las manzanas y la región se especializa en lácteos como sus renombrados quesos de exportación como el Camembert, Livarot y el Pont l’Evêque.

También Normandía es considerado el mayor productor de sidra del país y su aguardiente es muy requerido sobre todo el de manzana.

Vale la pena conocer esta región rica en cultura, una vasta historia que la ha hecho famosa, además de sus paisajes de contraste y sus tradiciones y costumbres.

Alsacia

Copyright © 2015 - Francia.net - Guía turística de Francia.
eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: francia.netestadísticas para proyecto: francia.netetracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log

Pin It on Pinterest