Una ruta de esquí por las estaciones tradicionales de los Alpes Franceses

Con la llegada del invierno vuelve la nieve, y con ella la oportunidad de disfrutar de nuestro deporte favorito con una ruta única por cinco de las estaciones tradicionales de los Alpes Franceses.

Comenzamos por uno de los más espectaculares complejos de esquí del país, que fue sede del Campeonato del Mundo de la disciplina en 2009, todo un motivo orgullo para sus habitantes.francia

 

Val d’Isère (Saboya) 1785–3300 m

Pese a ser considerada una de las estaciones tradicionales, no encontrarás aquí la típica estación familiar repleta de familias y clientela local: aquí se ofrece una gran oferta de pistas, a unos niveles que rozan la exageración, motivo para que miles de turistas extranjeros ocupen sus instalaciones en cuanto comienza la temporada de esquí. Val d’Isère se las arregla, además, para crear un ambiente acogedor y el trato al cliente suele ser excelente.

 

Les Contamines-Montjoie – Alta Saboya – 1160–1900 m

Un lugar donde una joya del barroco, como es la propia estación, se da la mano con el deporte extremo. El famoso Super-Slide, las zonas X-Games y un monstruoso half-pipe suponen un atractivo para los amantes del esquí y el snowboard más radical. Si a esto le sumamos los rides nocturnos, con una iluminación espectacular y el Mont-Blanc como testigo, ya tenemos el paraíso para aquellos que disfrutan con la vertiente más salvaje de la nieve.

 

Sixt-Fer-à-cheval – Alta Saboya – 800–1600 m

Si somos de los que no nos sentimos muy cómodos con la dificultad de las pistas de las dos estaciones comentadas, llega el momento de disfrutar con unas instalaciones muy adecuadas para los que dan sus primeros pasos con los esquís. Además, el pueblo es considerado uno de los más bellos del país, lo que supone un más que justificado motivo para dedicar unos días a Sixt-Fer-à-Cheval.

Si vamos en grupo y los más experimentados se aburren, siempre pueden lanzarse al Gran Macizo cruzando Samöens. También, y con la excusa de que Francia es cuna de la ruleta, pueden visitar el Casino de Evián y probar suerte en las mesas, o simplemente disfrutar con una de sus mundialmente famosas aguas.

 

Samoëns – Alta Saboya – 720–2500 m

Una de las virtudes de Samoëns es no haberse abandonado a la especulación inmobiliaria vivida con la conversión del esquí a deporte de masas. Es el lugar perfecto para aquellos que buscan vivir la experiencia de la auténtica vida saboyana, y a esto se suma que su estación, situada en el Gran Macizo, ofrece pistas con un punto de dificultad extra, que encantará a los más veteranos.

 

Châtel – Alta Saboya – 1200–2200 m

Situado en el corazón del valle de Abondance, llegamos a una estación más tranquila, donde el disfrute de la riqueza arquitectónica local y sus paisajes suelen ocupar más tiempo que las bajadas por las pistas. Châtel, además, ofrece la posibilidad de esquiar en Suiza, ya que su pueblo está muy cerca de la frontera, y forma parte de Les Portes du Soleil.

 

imagen

Alpes Costa Azul

Ciudades

Lugares a visitar

 

Una tierra de increíble belleza, situada al sur de Francia y no muy lejos de París, la región de Provenza-Alpes-Costa Azul entre el mar y la montaña invita a disfrutar de la naturaleza, descanso, rutas culturales y una gastronomía especial.

Tierra ideal para visitar en cualquier época del año, las opciones son diversas desde Saint Tropez hasta el Parque Natural Regional del Queyras, también existen opciones para los amantes de los deportes de aventura y de nieve, con excelentes estaciones de esquí como la de los Alpes de Alta Provenza y propuesta de escalada durante el verano.

En la región también existen numerosos centros turísticos sumamente animados, calas, playas, ciudades con un rico patrimonio histórico y cultural, además de pintorescos pueblos que parecen detenidos en el pasado y rodeados de bosques, viñedos y bonitos campos de lavanda.

Todas las épocas históricas de la región Provenza-Alpes-Costa Azul están representadas en monumentos magníficos como el Palacio de los Papas en Aviñón, la Basílica de Notre-Dame-de-la Garde en Marsella o el maravilloso Anfiteatro de Arles y la Ciudadela Vauban de Briançon, sin olvidar el Castillo de Les Baux de Provenza donde también se encuentra el Museo Granet de Aix que alberga obras de Picasso, Matisse, Cézanne y Van Gogh.

En cuanto a la gastronomía de la región Alpes Costa Azul, el viajero podrá descubrir la mejor cocina provenzal representada con platos típicos de la alta montaña y la especialidades más ligeras y colmadas de aromas diferentes de la culinaria mediterránea.

El alojamiento en esta región también satisface todas las necesidades, gustos personales y presupuestos, ya que el viajero podrá optar entre lujosos hoteles, alojamientos en casas rurales y hasta campings.

Las tradiciones también representan un atractivo para el turismo en esta región de Francia destacándose eventos con mucha tradición como el Festival de Aviñón o el de Ramatuelle donde cada año llegan aficionados al arte y la cultura desde todos los lugares del mundo. Y para los más pequeños el Parque Borély en Marsella o el Parque Ok Corral y el Ornitológico de Le Pont-de-Gau son excelentes opciones para unas vacaciones en familia o con amigos.

Mar azul, colinas, verdes valles, montañas majestuosas, la mejor culinaria tradicional de Provenza y maravillosas ciudades con todo el glamour, invitan al turista a descubrir, durante sus vacaciones, en cada lugar de la región de los Alpes – Costa Azul un destino especial que sin lugar a dudas logrará seducirlo.

Èze

Èze es un encantador pueblo medieval situado a mitad de camino entre Niza y Monte Carlo, siendo un gran lugar para pasar unas horas mientras el buque esté atracado a lo largo de la Riviera francesa de Cannes o Niza o en el puerto de Mónaco, o sencillamente para quienes están en algún lugar de las costas mediterráneas y quieran pasar unas horas en algún lugar tranquilo.

La vista del Mediterráneo de la aldea de las laderas de Èze es maravillosa, es que el pueblo se encuentra como un nido de águila sobre una gran roca a 400 metros sobre el mar, teniendo un sendero hasta Eze-sur-Mer, toma más de una hora de caminata desde el pueblo en lo alto hasta el mar.

Desde el aparcamiento hasta el pueblo hay un recorrido importante y a veces cuesta un poco por lo que para recorrerlo es una buena idea evaluar las condiciones físicas propias y de quienes nos acompañan, aunque si lo se realiza a un ritmo adecuado seguramente se podrá llegar hasta el pueblo, y de verdad se lo recomendamos, en pocos lugares del mundo se puede encontrar algo así.

Sin lugar a dudas este pequeño pueblo escondido de la Riviera Francesa es uno de los lugares más lindos de toda la región.

Fuente: foto

Menton

Menton es una ciudad que se encuentra ubicado en el departamento francés de los Alpes Marítimos, en la conocida y glamurosa región de Provenza-Alpes-Costa Azul, ubicada muy cerca de la frontera italiana, exactamente en el medio entre la ciudad de Ventimiglia y el Principado de Mónaco, en la conocida Ribera Francesa, siendo una ciudad muy importante en lo que se refiere al turismo Jet Set que invade esta región en las épocas más calurosas del año.

Entre el año desde 1346 hasta 1848 perteneció al principado de Mónaco, con la única interrupción de la recordada revolución francesa, después de esto pasó a pertenecer a Cerdeña, hasta que en 1860 pasó a ser parte de Francia, esto se mantuvo hasta que entre 1940 y 1943 durante la Segunda Guerra Mundial pasó a manos del gobierno italiano, aunque después de ese periodo de tiempo volvió a ser parte del gobierno galo.

Una de las razones por  las que se conoce esta ciudad en el mundo es por los limones, siendo el fruto emblema de esta comuna francesa,  siendo también esto así producto del maravilloso microclima que viven en este lugar del mundo y que hacen que los cultivos se hagan como en pocos lugares del mundo.

Fuente: foto

Antibes

Antibes es una ciudad francesa ubicada en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, en departamento que se conoce como los Alpes Marítimos, a esta localidad pertenece el importante y elegante destino turístico conocido como Juan-les-Pins, nombre con el cual se denomina muchas veces a la ciudad misma, incluso en algunos textos oficiales.

Si bien la ciudad fue fundada bajo el nombre de Antibes, en la actualidad lo que más se acostumbra, sobre todo en los visitantes es denominarla como Juan-les-Pins, y es que la facilidad de acceso a este lugar lo han convertido en un importante destino turístico, es que está a tan solo 13 km del Aeropuerto Internacional Niza Costa Azul, justo en la mitad entre Canes y Niza.

Producto del turismo se ha desarrollado una importante infraestructura de entretenimiento todo con el fin de mantener el buen nombre que tiene ya dentro de lo que se refiere como el destino Jet Set, ya que el casino es uno de los más visitados de la región así como también sus playas no son rectas sino que se cortan en el horizonte por pequeñas calas, sino de arena de grano fino, muy agradable para pasar largas horas reposando y mirando la inmensidad de las aguas del Mediterráneo.

Fuente Foto