Visitar París en 3 días

Tienes deseos de conocer París pero no cuentas con mucho tiempo dentro del itinerario de viaje que has planeado, entonces no dejes de leer este post en el que te recomendamos que visitar en París en 3 días.Visitar París en 3 días

Y es que París es una ciudad fascinante en la que abundan los museos, monumentos famosos pero también excelente propuestas de paseos que incluyen espectáculos y shows, sin olvidar ir de compras, hacer un crucero por el Sena y conocer la mejor gastronomía francesa.

Lo más recomendable es buscar un hotel con ubicación céntrica en París y utilizar o bien el transporte público como el metro, la forma más rápida para moverse por la ciudad, o bien los típicos autobuses turísticos de dos pisos que ofrecen guías en varios idiomas que comentan los lugares y monumentos que van pasando.

Para evitar demoras, colas y esperas existe el París Museum Pass que permite acceso a más de sesenta monumentos y museos parisinos, resultando mucho más económico que comprar las entradas individuales. Con este abono puedes visitar por ejemplo el Arco de Triunfo, el Museo del Lovre, Centro Pompidou y el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, entre otros.

Si es tu primera visita a París no puedes dejar de visitar la famosa Torre Eiffel, incono de la capital francesa, pero recuerda que como es uno de los monumentos más visitados existen interminables colas de gente para sacar la entrada y para el ingreso por alguno de los ascensores.

En París también existen muchas propuestas de ocio gratis, en su mayoría se relacionan con sus plazas, zonas pintorescas como los Campos Elíseos con sus calles comerciales, la Plaza Vendome y también lugares encantadores como Trocadero, Montmartre, el barrio bohemio o el Barrio Latino donde abundan los restaurantes y bares.

Incluye en el itinerario un poco de tiempo para visitar la Catedral de Notre Dame y por supuesto subir hasta las Torres del templo desde donde tendrás una de las mejores vistas de París, siendo un paseo para hacer bien temprano por la mañana y después de un almuerzo en algún restaurante de Montmartre sigue tu paseo hasta la Madeleine donde encontrarás infinidad de tiendas chics.

Existen cruceros por el Sena tanto de día como de noche, los primeros son excelentes si deseas conocer París y sus monumentos desde una perspectiva diferente, mientras que para una cena romántica puedes reservar a bordo de un “bateaux acristalado” que recorre las aguas del Sena y te permite contemplar la ciudad con sus luces iluminando la Torre Eiffel y otros emblemáticos monumentos.

En tú último día no dejes de descubrir la noche parisina, una invitación a conocer lo más típico de sus cabarets y hasta asistir a un espectáculo como el que ofrece el emblemático Moulin Rouge con su ambiente frívolo y bohemio de la Belle époque, todo acompañado de un buen champán francés.

Foto Vía: I Telegraph

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *