Francia

Archive - julio 2010

Bretaña

Bretaña es una península que se encuentra al noroeste de Francia y es una de las regiones que mayores beneficios posee por la amplitud de sus costas.

Lugar ideal para la práctica de excursionismo gracias a la gran cantidad de caminos y senderos que existe. Es posible realizar este tipo de prácticas tanto a pie, como en bicicleta o a caballo.

Los paisaje bretones son diversos y cada uno tiene un encanto especial, con 1300 km de caminos bordeando la costa, los senderos fueron diseñados especialmente para la práctica del excursionismo, haciendo un recorrido por la mayoría del perímetro litoral.

También existen una gran cantidad de islas bretonas con espacios excelentes para la práctica de ciclismo, se trata de  lugares donde habita flora y fauna local protegida.

Y para los amantes de andar a caballo encontrarán en Bretaña importantes circuitos ecuestres totalmente señalizados.

Bretaña también es un lugar ideal para la práctica de todo tipo de deportes náuticos ya que posee miles de kilómetros de costa virgen, con calas, bahías y gran cantidad de lagos y ríos. Pudiéndose realizar prácticas de canotaje, kayak de mar y de río, deportes submarinos, surf y bodyboard.

Es común encontrar en toda la zona centros de talasoterapia que ofrecen magníficos tratamientos corporales, utilizando los múltiples recursos naturales como agua pura de mar, fango marino, arena, algas y el aire yodado.

La gran variedad de festividades que existen permite que en cualquier época del año se pueda disfrutar de festivales artísticos y culturales,  entre ellos el Festival Bretón Fest’Yves, el Festival de literatura de viajes, y el Festival Les Vielles Charrues, son sólo algunos de los eventos que pueden disfrutarse a lo largo del año.

Paisajes encantadores ideales para quienes aman la naturaleza y gustan de disfrutar el estar en contacto con ella, además de una infraestructura que garantiza tanto la diversión como el confort de unas vacaciones típicas de turismo rural.

Ciudades

Pueblos

Lugares para visitar

Rocamadour, santurarios, capillas e iglesias

Francia es un país de contrastes por un lado París con todo su glamour, intensidad y belleza y por el otro pequeños y pintorescos pueblos que parecen salidos de una postal de viaje.

Así es Rocamadour un hermoso poblado del departamento de Lot al sureste de Francia en la región de Midi-Pyrénées, que además de su belleza natural llama la atención el hecho de que se encuentra como suspendido de los acantilados.

Pintorescas casas que escalonadamente hacen un camino hacia el cielo, este poblado es una excelente opción para visitar en un viaje de turismo rural de fin de semana.

Famoso por albergar el Santuario de Santa María de Rocamadour más de un millón de visitantes llegan hasta aquí todos los años cumpliendo promesas y demostrando su fe.

Formado por un castillo, siete santuarios y una interminable escalera con 250 peldaños, es también la parada obligada de muchos peregrinos que llegan al lugar siguiendo el Camino de Santiago.

Historias antiguas y misteriosas rodean el pasado de Rocamadour donde podremos descubrir el encanto de antiguas capillas e iglesias y adentrarnos en la Cripta de San Amador que se encuentra totalmente construida en la roca.

Desde un mirador natural que lleva por nombre L’Hospitalet podremos disfrutar de una vista panorámica del pueblo y su llamativa construcción vertical y en lo alto del acantilado se encuentra Le Fort, la fortaleza que durante siglos tuvo como misión custodiar y defender los santuarios y tesoros del lugar.

Para acceder al santuario es necesario utilizar el teleférico que nos llevará hasta es castillo y de allí bajaremos hasta Michelet donde hallaremos los santuarios, que durante siglos recibieron peregrinaciones provenientes compuestas por fieles de todos los lugares del mundo y de todas las clases sociales, como el Rey Enrique II de Inglaterra, Alfonso III de Portugal y Luis XI de Francia.

Luego de subir la magnifica escalera se llega al centro religioso que se encuentra rodeado de iglesias y capillas construidas en la piedra.

En la Capilla de Notre Dame podremos admirar la imagen de la virgen negra Santa María de Rocamador, tallada en madera en el siglo XII, que debe su color oscuro al hollín de las velas que los peregrinos dejan junto a ella. También descubriremos la Cripta de San Amador totalmente construida en la roca.

En el casco antiguo de la ciudad que se encuentra a los pies del santuario nos brinda una vista con detalles del medioevo, siendo una única calle en la que encontraremos tiendas para llevarnos algún recuerdo del lugar.

Otra diversidad de atracciones nos sorprenderán como el Bosque de los Monos, el Peñón de las Águilas, el Museo del Juguete Antiguo y la Casa de las Abejas, son sólo algunos ejemplos.

Y luego de haber visitado todas estás bellezas nada mejor que hacer una parada en alguno de los restaurantes de la zona para disfrutar de sus sabores con una culinaria rica en perfumes y sabores, el famoso foie gras, el queso de cabra “el Rocamadour”, las trufas y setas harán las delicias de todos.

Foto: Fuente Flickr

Midi-pyrénées

Formado por ocho provincias que se encuentran situadas en el corazón del sudoeste francés Midi-Pyrénées, es la región de Francia con mayor extensión y un territorio que corre del Aveyron a Gers y del Ariège a los confines del Dordoña.

Dueña de un clima privilegiado, de paisajes y naturaleza diversos que se extiende desde Pyrénées hasta llegar al Valle del Dordoña hacen de éste un lugar extraordinario para viajar y conocer cada rincón.

Desde hace años, esta región ha hecho un intenso trabajo para valorizar su rico y hermoso patrimonio y lo ha logrado siendo un sinónimo de bienvenida para sus visitantes, brindándoles una infraestructura hotelera magnífica, todos destinado a que los turistas descubran la región y puedan disfrutarla.

Infinidad de actividades para realizar, un paseo en barco o algo más sofisticado como el crucero en una embarcación hotel, recorriendo el Río Lot entre viñedos, acantilados y huellas medievales, o navegando el Río Baise.

Recorrer sus pueblos históricos como Marciac, Cordes sur Ciel y Saint-Cirq-Lapopie o refugiarse en la naturaleza visitando el Parque Nacional de los Pirineos, con sus pinos, cascadas y praderas.

Además, toda clase de espectáculos culturales y musicales se organizan en toda la región, así podrá disfrutarse de concienrtos de jazz, música clásica con el Festival du Comminges y el de Saint-Lizier y hasta un festival de música country.

Disfrutar de su exquisita gastronomía en las terrazas de los restaurantes o en las posadas de las granjas con especialidades culinarias típicas preparadas con productos locales como foie gras, quesos de leche de cabra, de vaca y de oveja y obviamente sus deliciosos vinos.

Con un clima donde casi todo el año brilla el sol y temperaturas de 25º C, Midi-pyrénées es un destino indiscutible de vacaciones encantadoras.

Foto: Fuente Flickr

Ciudades

Pueblos

Lugares para visitar

Interesante

Biarritz, bella y elegante

La bella ciudad francesa de Biarritz, en la región de Aquitania, es el lugar preferido por gran cantidad de turistas que llegan a ella para recorrela, disfrutar de sus hermosas playas y divertirse.

Este bonito lugar que fue en sus origenes un pueblo ballenero se hizo famoso cuando la Emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III, mandó construir un Palacio en la playa, que en la actualidad es un lujoso hotel llamada precisamente Hotel du Palais.

Recorrer sus museos puede ser un paseo más que interesantes visitando el Museo Asiático donde se exponen colecciones de diferentes objetos pertenecientes a esa cultura, siendo que las obras presentadas allí provienen de Nepal, China, India y el Tibet. El Museo de la Mar totalmente dedicado a las diferentes especies marinas, con gran cantidad de acuarios que contienen ballenas y tiburones y el famoso Museo del Chocolate.

Sus monumentos religiosos atraen el interés de muchos turistas que visitan la iglesia más antigua que existe en la ciudad la de San Martín, construida en el siglo XII y la Capilla Imperial mandada a edificar por la emperatriz Eugenia de Montijo, una obra de arte difícil de olvidar y la Iglesia Ortodoxa Rusa, una construcción hecha en el siglo XIX, levantada especialmente para los aristócratas rusos.

Para quienes gustan de probar suerte en el juego Biarritz también cuenta con dos casinos el Bellevue y el Barriere.

Sus playas son uno de los principales atractivos de este lugar, siendo que los amantes del surf encuentran en ellas lugares maravillosos para la práctica de este deporte. Cada año también,  se realiza el Festival de Surf.

La gastronomía de la ciudad es refinada y tiene como base los productos naturales de mar y también de la tierra. Excelente comida francesa con un toque de influencia española y para beber nada mejor que uno de los buenos vinos franceses como el d’Irouiéguy.

Una gran variedad de restaurantes existen en la ciudad pero para quienes desean una cena elegante nada mejor que el Hotel du Palais o el Casino.

Biarritz es sin lugar a dudas un destino encantador que satisface los gustos de todos, con diversidad de opciones a la hora de divertirse y pasarla bien. Una ciudad bella y elegante como Francia.

Foto: Fuente Splendia

Copyright © 2015 - Francia.net - Guía turística de Francia.
eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: francia.netestadísticas para proyecto: francia.netetracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log