Arco del Triunfo

Situado en la hermosa ciudad de París, más precisamente sobre la avenida Champe-Élysées, este prestigioso monumento fue erigido en el año 1806 de la mano del arquitecto Jean Chalgrin y por orden de nada más ni nada menos que Napoleón Bonaparte. El objetivo de esta construcción fue rendirle homenaje a las tropas que ganaron en la batalla de Austerlitz. El arco en cuestión posee 50 metros de alto y 45 metros de ancho, sin dejar de mencionar que sobre sus caras interiores se pueden leer los nombres de 559 generales franceses y sobre las caras exteriores, los de los revolucionarios franceses y victorias militares de Napoleón.

Esta obra magnífica llevó 30 años en ser concluida. En la parte interna del Arco del Triunfo tiene gravados los nombres de generales franceses y en la externa los de los revolucionarios franceses y todas las victorias logradas por Napoleón.

Sobre cada pilar existe una estatua y a sus pies se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido acompañada de una antorcha simbólica.

Otros atractivos del Arco del Triunfo residen en una pintoresca estatua, la “Tumba del Soldado Desconocido” y el museo que cuenta tanto la historia de este monumento como de su construcción. Además de esto, el techo del Arco del Triunfo es un sitio idóneo para obtener vistas maravillosas de París, especialmente por la noche.

Puede visitarse dentro del Arco del Triunfo el museo que precisamente cuenta la historia del arco y como fue todo el proceso de diseño y construcción de una de las obras de arquitectura más bonitas de Francia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *