Los mejores carnavales en Francia

Febrero es un mes muy especial en Francia porque es el mes en que se realiza uno de los eventos más esperados del año, los Carnavales que llenan de color, música y diversión cada rincón del país.

Febrero es un mes muy especial en Francia porque es el mes en que se realiza uno de los eventos más esperados del año, los Carnavales que llenan de color, música y diversión cada rincón del país.

Pero como no es posible estar en todos los carnavales que se realizan hoy compartimos los mejores carnavales en Francia para que puedas tomar nota y elegir el destino que más se identifique con tus gustos.

Carnaval de París

Una fiesta muy antigua, pues se remonta a la época de la Edad Media, el Carnaval de París se celebra cada año y atraer miles de visitantes a la Ciudad de la Luz.

Carrozas floridas, bandas de música y marionetas gigantes invitan a la diversión en calles y plazas parisinas. Así, la Plaza Gambetta es uno de los lugares donde las comparsas desfilan hasta llegal al Hotel de Ville con sus disfraces coloridos y una música espectacular.

Carnaval de Granville

Otro Carnaval tradicional en Francia es el de Granville, Normandía. En el puerto se realiza este evento que es el más grande y más antiguo carnaval del Oeste de Francia.

Cada año el Carnaval de Granville comienza el viernes con un tradicional concierto, mientras que el sábado es el alcalde el encargado de entregar las llaves de la ciudad a “Su Majestad”, este personaje es acompañado por bandas de música y termina su recorrido en el palacio donde se realiza un baile y un concurso de disfraces.

Carnaval de Niza

Durante la llamada Belle Époque el carnaval de la ciudad de Niza tuvo su época de apogeo a pesar de que esta tradición comienza en el año 1294. Fue en ese año cuando el conde de Provenza comenzó a celebrar el carnaval que hoy es uno de los más importantes de Francia y del mundo.

Quienes visitan Niza durante los días en que se celebra el Carnaval podrán disfrutar de infinidad de eventos y lo ejor de todo es que no hay límites para los disfraces y los elaborados maquillajes.

También hay desfiles de carrozas, muñecos cabezudos y espectáculos, con cientos de músicos y bailarines, además del Corso carnavalesco, un desfile que incluye carrozas y en el que se lleva a cabo la Batalla de Flores y espectaculares fuegos artificiales de clausura a orillas del mar.

Carnaval de Albi

Este es otro de los carnavales más antiguos de Francia, con espectáculos en las calles de la ciudad que hacen el deleite de grandes y chicos, pero también existe algo especialmente pensado para los jóvenes como es el gran baile “Thé Dansant”.

Durante la celebración del Carnaval de Albi también incluye la fabricación y degustación de una crepe gigante.

Carnaval de Guyana

En Guyana , coloridas máscaras, disfraces y música como seña de identidad de una isla que destaca por ser multicultural algo que puede verse en cada comparsa. Los sábados de carnaval por la noche los”salones de baile” de Guyana se llenan de personajes misteriosos que con sus disfraces llaman la atención de los asistentes.

Asimismo, cada domingo durante el carnaval, Guyana se llena de color y de un ambiente festivo con grandes desfiles, mientras “Nèg ‘marrón’, ‘sousouri” y otros personajes pasean por las calles de la ciudad acompañados de los ritmos de los grupos de carnaval.

Carnaval de Annecy

Un carnaval sumamente particular, el de Annecy invita a conocer la denominada
“Venecia de los Alpes”. Y es que Annecy es una ciudad realmente sorprendente con eventos que se realizan en los canales que atraviesan su casco histórico.

Desde hace más de 20 años se celebra el Carnaval en la ciudad Annecy. Se trata de un carnaval veneciano donde es posible admirar personajes que con maravillosas máscaras pasean lentamente por las calles.

Una fiesta de carnaval donde abundan los disfraces coloridos y extraños trajes que genera un espectáculo maravilloso y diferente.

Celebrar San Valentín en París 2019

Para muchos enamorados celebrar San Valentín en París es un sueño que hoy pueden hacer realidad gracias a las ofertas y promociones de infinidad de sitios y agencias de turismo.

Para muchos enamorados celebrar San Valentín en París es un sueño que hoy pueden hacer realidad gracias a las ofertas y promociones de infinidad de sitios y agencias de turismo que lanzan promociones especiales para esta fecha.

Y es que París adquiere un brillo especial el día de San Valentín pues la “Ciudad de la Luz” se transforma también en la “Ciudad del Amor” y por ello es el lugar predilecto de las parejas que planean hacer una escapada romántica en esta época del año.

Hoy, desde Francia.net compartimos varias propuestas para disfrutar de San Valentín en París junto con tu pareja. Toma nota:

Planes románticos para celebrar San Valentín en París

Comienza el día de los enamorados con un paseo en pareja recorriendo las calles de Montmartre con su aire bohemio y seductor y pide a algunos de los artistas callejeros que pinte un retrato como recuerdo de ese viaje especial.

También en el barrio Montmartre acércate hasta el muro de “Te Quiero” ubicado muy cerca de la estación de metro Abbesses. Aquí las palabras “Te Quiero” están escritas en varios idiomas en un muro cuya obra fue idea de los artistas Frédéric Baron y Claire Kitode.

Y por qué no un desayuno romántico? En París encontrarás excelentes pastelerías y degustar, entre otras delicias, los tradicionales macarons y conocer algunas de las más famosas patisseries de la ciudad como Perre Hermé o Ladurée especializadas en la elaboración de los mejores dulces parisinos.

Visita con tu pareja el emblemático Pont des Arts, popularmente conocido como el “Puente de los Enamorados”, una pasarela peatonal que cruza el río Sena y desde siempre es el símbolo de los enamorados en París.

Hasta hace unos años atrás este puente estaba colmado de candados y mensajes de amor, pero como el peso era un riesgo para la estructura quitaron todo y restauraron el puente que sigue siendo un ícono del amor.

Por la tarde nada mejor que un romántico crucero navegando por el Sena, un escenario perfecto para los enamorados que podrán disfrutar de París desde otra perspectiva.

Cena romántica de San Valentín en París

Cruceros por el Sena

También por la noche existen excelentes ofertas de crucero por el Sena con una cena romántica a la luz de las velas y brindando con champán disfrutando de las más bellas vistas de la ciudad de París nocturn.

Restaurantes románticos

Otra excelente opción para celebrar el día de los enamorados en París es degustar la gastronomía francesa en el bello restaurante ubicado en la primera planta de la famosa Torre Eiffel. Cada año se sirve aquí un menú especial para San Valentín e incluye una visita al segundo piso de la torre.

Y algo aún más exclusivo es el restaurante Royal Trinité que ofrece la Cena de San Valentín. Se trata de una brasserie típicamente francesa, con ambiente refinado y que se encuentra ubicado frente a la famosa Iglesia de la Trinidad en el corazón de París.

San Valentin en el Lido de París

Cada año el Lido de París ofrece una cena espectáculo para San Valentín, una velada que incluye platos especiales y para terminar la noche el mejor espectáculo de este establecimiento mítico de los parisinos.

Establecimiento mítico de los Champs-Elysées y un lugar que encarna, desde 1946, el espíritu del ambiente nocturno parisino, que tiene en cartelera su nueva revista “París Merveilles”. Una obra inspirada en la magia de la Ciudad de la Luz con una escenografía realmente impactante.

San Valentín en el Moulin Rouge

Un “cabaret” tradicional que data de 1889, situado en el Barrio Rojo de Pigalle, al pie de Montmartre, es el lugar perfecto para una cena romántica y un espectáculo maravilloso que todos los enamorados podrán disfrutar.

Un menú especial para San Valentín y el espectáculo “Féeri” con cien artistas en escena que deslumbran con su vestuario de plumas y brillos, decorados suntuosos que incluyen el regreso del Acuario gigante.

Visitar París el día de San Valentín es una de esas escapadas románticas inolvidables disfrutando del romanticismo que jamás pierde su encanto.

3 Sitios para visitar en Francia en 3 días

Hoy desde Francia.net compartimos 3 sitios para visitar en tan corto período de tiempo y quedar satisfecho, aprovechando al máximo cada jornada.

Francia, es un país turístico por excelencia que esconde atractivos para los viajeros de norte a sur y que siempre cubre las expectativas de los turistas más exigentes.

Ciudades con historia, magníficos castillos, muesos y parques, además de lugares para los amantes del mar como la Costa Azul y una gastronomía de excelencia, sin lugar a dudas todos quieren visitarlo.

Para aquellos que están pensando en visitar Francia pero solo cuentan con pocos días, hoy desde Francia.net compartimos 3 sitios para visitar en tan corto período de tiempo y quedar satisfecho, aprovechando al máximo cada jornada, aunque puedes conocer más en sitios como https://en3dias.net/francia/.

Como recomendación para quienes visitan por primera vez Francia y solo cuentan con tres días es hacer un itinerario de las ciudades y lugares a visitar. Una vez en el aeropuerto de París el alquiler de un coche es la mejor opción para disfrutar al máximo los días que restan después de haber recorrido la capital francesa.

París

Una ciudad ideal para los románticos pero también para los amantes de la historia, el arte, la arquitectura y la buena gastronomía, París es la ciudad ideal para iniciar una visita de 3 días a Francia para quienes llegan por primera vez a ese país.

Entre los lugares imprescindibles para conocer están la famosa Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, además de uno de los más grandes museos de arte como el Louvre y los Jardins des Tuileries, con sus hermosas estatuas y fuentes.

Por la noche, una excelente opción es hacer un crucero por el Sena viendo la hermosa París nocturna que incluye no solo la Torre Eiffel y el Puente Alexandre III, el Louvre y Notre-Dame sino también los puentes de París que se iluminan al anochecer y lo mejor de todo degustando una romántica cena.

Sin lugar a dudas son tantos los lugares de interés de París que es imposible nombrarlos a todos pero visitando los más emblemáticos será suficiente para agendar un próximo viaje y descubrir todos los que faltan.

Valle del Loira

El segundo día en Francia es ideal para conocer el Valle de Loira, situado a poco más de dos horas de París, en coche, este maravilloso destino turístico, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco es una opción excelente.

Un lugar que sedujo a artistas, reyes y autores célebres para fijar allí su residencia, tiene como atractivo especial la Ruta de los Castillos de Loira, destacando las fortalezas de Chenonceau, considerado como uno de los más bonitos, y la de Chambord, la de mayores dimensiones.

Y dependiendo de la época del año en Loira es posible disfrutar de alguno de sus destacados festivales de música, sobre todo el de Primavera, en Bourges.

Burdeos

Para el tercer día en Francia la bella ciudad de Burdeos, a poco más de cuatro horas de viaje en coche desde el Valle de Loira por la A10, permitirá a los turistas conocer otro de los centros franceses históricos declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2007.

En Burdeos existen infinidad de propuestas de ocio que incluyen bonitos parques naturales en plena ciudad, interesantes museos y la posibilidad de hacer un paseo en barca antes de degustar un sabroso almuerzo, para después partir para la actividad más famosa en estas tierra que es visitar sus viñedos.

Burdeos es una de las ciudades francesas que pueden visitarse en cualquier época del año y realizar alguna de sus seis rutas del vino, dentro del mismo municipio, y si queda tiempo hacer también una recorrida por las de Médoc, Sauternes y Graves, Saint-Emilion y Blaye, Bourg, Burdeos y Entre-deux-Mers, una experiencia inolvidable para conocer además algunos de los más bonitos castillos de la región.

Visitar Mayotte

Una pequeña isla en el Índico que forma parte de la Unión Europea, Mayotte es un destino turístico aún poco conocido

Una pequeña isla en el Índico que forma parte de la Unión Europea, Mayotte es un destino turístico aún poco conocido ubicado en el canal que separa la costa Este africana en Mozambique con Madagascar.

Se trata de un destino perfecto para los amantes del mundo marino, sobre todo cuando los cetáceos, en determinada época del año, hacen escala para reproducirse.

Mayotte, un poco de su historia

Aguas color turquesa, Mayotte es conocida como la Isla de la Vainilla por ser la tierra de los perfumes y las especias y forma parte del conglomerado de posesiones que aún hoy mantiene Francia fuera del Continente Europeo.

Así, bajo la corona francesa a partir de 1843 esta isla fue cedida a las Comores cuando finalizaba el siglo XIX. A pesar de esto sus habitantes siguieron sintiéndose franceses y cuando las Comores se independizaron en el siglo pasado Mayotte decidió continuar bajo el ala francesa.

Por ello los habitantes de Mayotte ratifican en la actualidad, a través de consultas populares realizadas, seguir siendo franceses.

Mayotte, un destino turístico inexplorado

Con un estilo de vida tranquilo y una naturaleza que se mantiene intacta, Mayotte alberga fauna y flora endémicas, todos disperso en una superficie de tonos verdes recortados por sierras.

Además, en las playas de Mayotte desovan tortugas, pero también es uno de los destinos visitados por ballenas y delfines que muestran un espectáculo privilegiado tanto para sus habitantes como para los turistas que visitan la isla.

Tierras fértiles para el cultivo de canela, cacao, café, jazmín e Ylang-Ylang, uno de los mayores atractivos naturales que ofrece Mayotte son sus bosques naturales

Si bien puede resultar un destino turístico un poco alejado, es hoy el preferido por los amantes del buceo, sobre todo porque esta isla alberga una de las lagunas más bellas del mundo con una fauna acuática sumamente variada.

Pero eso no es todo ya que en Mayotte tiene también un bonito arrecife de coral y playas paradisíacas que de marzo a junio reciben a millones de tortugas que llegan hasta allí para pones sus huevos.

Quienes gustan del senderismo también tienen un destino ideal en Mayotte gracias a su naturaleza salvaje y exuberante que invita a recorrer sus caminos donde es posible encontrar ranas, makis, garzas y colibrís.

Muchos turistas que visitan la isla tratan de llegar a la cumbre de los montes Choungui o el Benara. Pero también existe la posibilidad de descubrir esta fantástica isla en bicicleta haciendo un paseo por el lago Dziani o visitar la plantación de Ylang-Ylang que es un verdadero Jardín del Edén.

Qué ver y hacer en Mayotte

Existen también excelentes alternativas de ocio en Mayotte como visitar el Eco-Museo de Ylang Ylang y el de la vainilla en el sur de Sada, en Jimaweni, donde también es posible comprar uno de sus famosos sombreros.

También, es posible comprar recuerdos de la isla como mermeladas, especias y hasta esencia de Ylang Ylang, entre otros productos que pueden adquirirse en el pintoresco y colorido mercado de Mamoudzou.

Además de submarinismo la isla es espectacular para practicar snorkel ya que sus lagunas de aguas transparentes permiten ver tortugas y peces multicolores, sobre todo al este de la isla donde las aguas albergan una flora y fauna excepcionales.

Organizar una acampada en los islotes de Choizil, admirar las puestas de sol o alquilar una piragua y partir desde M’tsamboro descubriendo hermosos paisajes son otras opciones de ocio.

Una semana es suficiente para descubrir los principales encantos de Mayotte aunque para los amantes de la naturaleza prolongar la estancia es una buena opción para practicar actividades al aire libre y relajarse.

Visitar Versalles

Una ciudad situada en la región Isla de Francia y a solo 17,1 kilómetros al oeste de París, Versalles es un destino turístico que no puedes perderte.

Una ciudad situada en la región Isla de Francia y a solo 17,1 kilómetros al oeste de París, Versalles es un destino turístico que no puedes perderte y por ello hoy desde Francia.net compartimos todo lo que necesitas saber para hacer de tu visita una experiencia inolvidable.

Versalles, un poco de historia

Versalles tiene un larga y rica historia, capital “no oficial” del reino de Francia desde fines del siglo XVII y hasta casi finalizado el siglo XVIII, hoy es un importante destino turístico y una ciudad que quienes visitan París incluyen en su itinerario de viaje.

Si bien durante todo el período durante el cual el rey Luis XIV trasladó la corte y el gobierno permanentemente a Versalles y hasta septiembre de 1715 cuando muere este soberano, París siguió siendo la capital oficial de Francia, pero todos los temas prácticos del gobierno fueron conducidos desde Versalles.

Mundialmente famosa por su majestuoso palacio, desde cuya explanada ha crecido la ciudad, Versalles es también la sede de una diócesis católica creada en 1790, y también es la sede del Tribunal de Apelación que cubre los alrededores occidentales de París desde 1975.

Esta ciudad se asienta sobre una meseta elevada y rodeada por colinas boscosas, encontrándose en el norte los bosques de Marly y Fausses-Reposes, en el sur los bosques de Satory y en el este los bosques de Meudon y de Vélizy.

Qué ver en Versalles

Ademas del Palacio de Versalles y sus esplendorosos jardines de los que hablaremos en detalla, en la ciudad existen otras cosas interesantes para conocer como el monumento de Luix XIV que tiene 150 años de antigüedad, hacer un paseo por el Gran Canal donde está la alameda principal de Versalles.

En el Gran Canal hay una serie de sitios interesantes como el Gran Trianón y Pequeño Trianón, y también una aldea pintoresca, llamada María Antonieta, donde se conservan un molino antiguo, varias cabañas y hasta una granja de productos lácteos.

Para aquellos que quieran conocer la historia del país y de la ciudad nada mejor que visitar complejo histórico-arquitectónico un lugar con galerías y salas que reúnen diversas colecciones de artefactos históricos.
También el Museo de Historia de Francia merece merece una visita ya que alberga infinidad de obras de arte de un valor incalculable.

Cerca del centro de Versalles se encuentra el Domaine de Madame Elisabeth, un hermoso castillo que hoy pertenece al Estado y está rodeado de bonitos jardines.

Para los amantes del teatro en Versalles pueden visitar el Teatro Montansier, fundado en el siglo XVIII por la famosa actriz Madame Montpensier, este lugar sorprende con su elegante decoración en la que abundan las pinturas murales y estuco.

Otras cosas imperdibles en Versalles son:

  • El Museo Lambinet
  • La Academia del Espectáculo Ecuestre
  • El teatro Montansier
  • Las tiendas de anticuarios alrededor de la antigua cárcel y los artesanos
  • El Huerto del Rey
  • La Osmoteca
  • La sala del Juego de Pelota
  • El mercado Notre-Dame

Palacio de Versalles

Este majestuoso palacio invita a recorrer sus cientos de estancias, todas ellas con una gran riqueza artística, incluyendo la gran capilla y los Grandes Aposentos del Rey y la Reina.

La Galería de los Espejos, es otro de los atractivos del Palacio de Versalles, con una impresionante galería de más de setenta metros de longitud y donde existen trescientos setenta y cinco espejos. Cabe recordar que en esta galería en 1919 tuvo lugar la firma del Tratado de Versalles en 1919, poniendo fin a la Primera Guerra Mundial.

Recordando un poco la historia de este lugar merece la pena resaltar que hasta el año 1623, el Palacio de Versalles estaba muy lejos de ser la obra arquitectónica barroca se conoce hoy en día.

Los jardines de Versalles

La visita a los jardines es una experiencia inolvidable, con una extensión de más de ochocientas hectáreas existen aquí plantas, flores y todo tipo de árboles, además de gran cantidad de estatuas de mármol, estanques y fuentes.

Si bien es cierto que es prácticamente imposible recorrer la totalidad de los jardines, es posible ver la mayor cantidad de cosas alquilando una bicicleta o un coche eléctrico, o bien utilizar el trenecito que recorre los jardines.

Asimismo, entre lo puntos más importantes de los Jardines de Versalles destacan el Gran Trianón, un pequeño palacio de mármol rosa y el Dominio de María Antonieta, un lugar especial ya que aquí la esposa de Luis XVI disfrutaba de una vida sencilla y campestre.

Consejos para visitar Versalles

A partir del mes de abril y hasta octubre el Palacio de Versalles realiza espectáculos en los jardines donde existen agua danzantes con muestras que se realizan durante algunas horas cada día.

Durante el año existen diferentes horarios para visitar el Palacio y los Jardines de Versalles:

A partir del 1 de abril hasta el 31 de octubre:

  • Palacio: de martes a domingo de 9:00 a 18:30 horas.
  • Jardines: todos los días de 8:00 a 20:30 horas.

A partir del 1 de noviembre y hasta el 31 de marzo:

  • Palacio: de martes a domingo de 9:00 a 17:30 horas.
  • Jardines: todos los días de 8:00 a 18:00 horas.

El Precio para adultos es de 18 euros, los ciudadanos UE entre 18 y 25 años deben abonar 13 euros, mientras que los menores de 18 años gozan de entrada gratuita.

También existe entrada gratuita entre los meses de noviembre y marzo, el primer domingo de cada uno de estos meses. También la entrada es gratuita con Paris Pass y Paris Museum Pass.

Existen visitas guiadas al Palacio de Versalles en tours privados que resultan ideales para ver los puntos más importantes del lugar.

Versalles, es mucho más que un majestuoso castillo y jardines de ensueño, es una ciudad seductora que cautiva a sus visitantes con su historia, arte y propuestas de ocio, merece la pena una visita…