La cueva de las esculturas

Hay muchos rincones repartidos por todas partes del mundo que se caracterizan por ser un verdadero misterio en lo que respecta a su origen. Un ejemplo más que válido para dar cuenta de esto es una cautivante cueva perteneciente a Francia, que está repleta de esculturas enigmáticas. Está localizada en Dénezé-sous-Douém, una comuna francesa de la región de Países del Loira. Su nombre oficial es Cave aux Sculptures, y muy poco se sabe sobre su origen. A pesar de esto, a continuación describiremos los principales aspectos de este lugar, el cual se constituye como un atractivo perfecto para los más aventureros.

Según indican los expertos, esta cueva tiene sus orígenes hace varios siglos atrás. Resulta un tanto complicado hablar con detalles del pasado de esta caverna, ya que parece no haber rastros de ella desde el momento en que se desarrolló hasta el año 1956, en el cual fue redescubierta. Cabe destacar que fue abierta al público en 1973, siendo un enclave realmente desconcertante por la abundancia que hay allí de figuras que hasta el día de hoy no tienen autor alguno.

Se trata de un lugar impresionante, ya que todas las paredes de la cueva presentan relieves que forman personajes de cuerpo entero con distintas actitudes y estados de ánimo. Hay ángeles, diablos, reyes, burgueses, nobles, campesinos, bestias, seres grotescos y numerosas personas, tanto vestidas como desnudas. En muchas de las escenas hay fechas grabadas, por lo que se puede saber que fueron realizadas en los siglos XVI, XVII y XVIII, que no se sabe por quién ni por qué.

Fuente: Foto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *