Francia

Revolución francesa

Puede afirmarse que la Revolución Francesa fue el cambio a nivel político de mayor importancia que se haya producido en Europa a finales del siglo XVIII y que no sólo fue importante para Francia, sino que además fue un ejemplo vital para otros países, en los cuales los conflictos sociales similares terminaron desatándose, contrarios a un régimen opresor y sumamente anacrónico como fue la monarquía.

Esta Revolución fue el triunfo de un pueblo oprimido y pobre que se cansó de las injusticias que se instauraban sobre los privilegios de un estado absolutista y una nobleza feudal.

Durante el reinado de Luís XIV desde 1643 y hasta 1715 Francia se encontraba bajo el dominio de esta monarquía absolutista donde el poder residía en el rey y la nobleza que eran la base de este régimen.

Sin embargo, también es cierto que el estado se hallaba en una precaria situación económica que fue agravándose por el pésimo gobierno de Luís XV y que se hizo más profundo durante el reinado de Luís XVI, un gobernante bien intencionado, pero de carácter muy débil, por lo que se lo llamaba el buen Luís.

Además, el mantener este estado absolutista llevaba mucho dinero con la existencia de una gran cantidad de funcionarios que pertenecían al gobierno y que buscaban su propio beneficio.

Asimismo, había que mantener un ejército permanente y una corte que vivía rodeada de lujos.

Fue así que algunos funcionarios del gobierno trataron de encontrar una salida a tal situación de crisis profunda pero sus medidas fuera de ser efectivas complicaban aún más la situación, apareciendo un nuevo problema que fue el envío de tropas a América del Norte para defender las posiciones territoriales ante el avance del gobierno inglés en la guerra de los Estados Unidos

Como consecuencia de estos hechos el estado francés se endeudó aún más y nuevas soluciones fueron propuestas como el intento de aumentar nuevamente los impuestos.

Por otra parte, también se trató que la nobleza hiciera su aporte correspondiente en dinero una medida que más allá de agradar generó la ira y la total oposición de esta clase social que se encontraba dispuesta a defender sus privilegios feudales inclusive enfrentándose a la monarquía.

Por su parte, la nobleza trató de obtener más cargos como una forma de no ver peor su situación económica, aumentando así la explotación de los campesinos que trabajaban en sus tierras, con la exigencia del pago de mayores contribuciones.

En resumen,  esto trajo como consecuencia una economía arruinada, los nobles sufriendo dramas financieros graves, un clero que ya no recibía el diezmo por parte del pueblo y una burguesía que pugnaba por ocupar cargos públicos. Además de campesinos cansados del poder feudal y que comenzaban a revelarse ante tanta injusticia.

Fue así que la Revolución Francesa surge para acabar con el caos y la desigualdad trayendo como consecuencias inmediatas la destrucción del sistema feudal, dándole además un fuerte golpe a la monarquía absoluta.

Surge así una República de corte netamente liberal que difunde los Derechos del Hombre y los Ciudadanos, generándose en 1794 la separación de la Iglesia y el Estado como un claro antecedente para separar la religión de la política en muchas otras partes del mundo.

También, la burguesía pudo ampliar su influencia en Europa y se comenzaron a difundir ideas democráticas, siendo anulados por completo los derecho y privilegios de los señores feudales, comenzando así a surgir las nuevas ideas que llevarían a la independencia en las colonias iberoamericanas, fomentándose también los movimientos de tipo nacionalistas.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright © 2015 - Francia.net - Guía turística de Francia.
eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: francia.netestadísticas para proyecto: francia.netetracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log

Pin It on Pinterest

Share This