Francia

San Luis rey de Francia. Luis IX

luis ix

Nacido en Poissy el 25 de abril de 1214, San Luis es coronado Rey de Francia cuando sólo contaba con doce años de edad,  a causa del fallecimiento de su padre Luis VIII.

Por su corta edad su reinado comenzó sin embargo,  bajo la regencia de su madre Blanca de Castilla, quien siempre impulsó en el niño ideales de una vida inmaculada y pura.

Sin embargo, la vida de este joven inmaculado no sería sencilla en medio de una nobleza y una corte rebosantes de desenfrenos y vidas turbulentas.

Al ser declarado mayor de edad recibe el título de Luis IX, el 5 de abril de 1234, época en que se une en matrimonio con Margarita hija del Conde de Provenza Ramón Berenguer. Su esposa fue parte fundamental como compañera en su reinado y en su camino hacia la santidad.

Su reinado se caracterizó por ser uno de los más ejemplares de Francia, llevado adelante con sacrificio y abnegación, sosteniendo una política tanto interior como exterior basada en normas de estricta moral cristiana. Su fundamento era que el gobernar era un deber y no un derecho y sus actividades estaban siempre dirigidas a hacer el bien y buscando la felicidad de sus súbditos.

En su papel de rey San Luis luchó por la paz sobre todo evitando enfrentamientos entre el pueblo y la nobleza y se encargaba personalmente de atender las quejas y pedidos de los desamparados.

Creo comisiones especiales para recorrer toda Francia y poder saber así de los problemas del pueblo, emitiendo luego ordenanzas que fueron las obligaciones que deberían cumplir todos los súbditos.

Toda esta política le valió la fama de bueno y justo, e inclusive con sus propios enemigos a los que derrotaba era benevolente y lograba perdonarlos.

Siempre predicó la paz y la justicia, su relación con el Papa y con la Iglesia eran sumamente estrechas y de colaboración. Así actúa como mediador en el conflicto desatado por Europa que enfrentó a Federico II y el Papa, siendo  San Luis quien toma el papel de mediador y defiende situaciones complicadas para la Iglesia.

Fue un incansable luchador para que la religión progrese en todos los lugares de Francia y protegió siempre tanto a las iglesias como a sus sacerdotes.

A todas estas virtudes se suma su vida de Santo colmada de sacrificios y penitencia con una especial predilección por los desamparados y pobres a quienes muchas veces sentó a su propia mesa, dándoles la misma comida que le era servida.

Visitaba personalmente hospitales, pasando también gran parte de su tiempo en oración y educa a sus hijos bajo estas doctrinas, cumpliendo sus diferentes roles de rey, padre y cristiano.

También participó en las Cruzadas y en otros combates luchando para que Francia se viese  libre de invasores y enemigos.

El 4 de julio de 1270 zarpa la flota de Aguas Muertas y San Luis se apodera de la antigua Cartago y de su Castillo, siendo entonces el momento que comienzan violentos ataque de los sarracenos.

Sumado a las luchas la peste que es producida por el calor hace que soldados y nobles comiencen a morir inclusive la muerte se lleva a su segundo hijo Juan Tristán y más tarde muere el mismo Rey San Luis, a la edad de 56 años y después de haber estado en contacto permanente con apestados y moribundos.

Su cuerpo fue llevado primero a Sicilia y luego a Francia siendo enterrado en el panteón de San Dionisio en París. Pocos años después precisamente el 11 de agosto de 1297 San Luis es canonizado por el Papa Bonifacio VIII en Italia en la iglesia de San Francisco de Orvieto.

Foto Fuente: Esacademic

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright © 2015 - Francia.net - Guía turística de Francia.
eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: francia.netestadísticas para proyecto: francia.netetracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log

Pin It on Pinterest

Share This