Cómo prepararse para viajar a Francia

Francia, un país con identidad propia y numerosos atractivos representa uno de los destinos turísticos más visitados del mundo. Con una veintena de regiones metropolitanas, más de diez departamentos y colectividades de ultramar, este país destaca por su diversidad cultural única.

Mientras recorre Francia, el viajero podrá apreciar variados paisajes, sabores, olores y construcciones históricas que representan uno de sus mayores tesoros.

Pero, para disfrutar de todo lo que ofrece este fantástico destino turístico, nada mejor que tomar nota de algunos consejos de cómo prepararse para viajar a Francia y descubrir el amplio abanico de posibilidades de ocio que incluye propuestas culturales, gastronómicas, arquitectónicas y diversión.

Dentro de este inmenso listado de lugares de obligada visita, París es claramente el destino más cotizado entre la mayoría de los turistas extranjeros que cada año llegan a Francia.

Sin embargo, existen también otros maravillosos lugares para descubrir como Loira y sus majestuosos castillos o Borgoña y su afamada Ruta de los Vinos. El norte de Francia también goza de cierto protagonismo con un rico patrimonio cultural, arquitectónico y natural.

También está el encanto de las ciudades portuarias de Normandía, las joyas de la naturaleza que alberga Bretaña y sus hermosas ciudades costeras donde el turista disfrutará de preciosas playas.

La región de Burdeos es otro de los destinos recomendables con su variedad de vinos o el paraíso de los surfistas, donde la costa de Lacanau en Biarritz, extiende sus largas playas de arena, mientras que en la costa mediterránea, la Riviera Francesa se revela como uno de los lugares de veraneo más populares y exclusivos de Europa.

Y ademas de sus núcleos urbanos, Francia tiene un amplio medio rural en el que abundan encantadores pueblos como Locronan en Bretaña, Vézelay, lugares de una belleza sin igual que invitan a disfrutar de unas más relajadas vacaciones en total tranquilidad.

Como puede apreciarse Francia tiene opciones y propuestas de ocio para todos los gustos y sin importar la época del año en la que se decida visitarla, ya que además su clima templado hace que cualquier estación sea buena para viajar a pesar que los meses de junio y septiembre son especialmente agradables.

Preparando el viaje a Francia

La Primavera (Marzo-Mayo) y el Otoño (Septiembre-Noviembre) son las mejores épocas para visitar Francia ya que no son temporadas altas y es posible disfrutar más el viaje pues la cantidad de turistas es menor

El segundo punto a tener en cuenta es la duración del viaje, algo que estará determinado por las fechas de vacaciones de cada uno, además del presupuesto con el que se cuenta.

Lo mejor es, dependiendo del presupuesto y el tiempo con el que se cuenta intentar visitar menos lugares pero disfrutarlos a pleno, después de todo la idea es también descansar.

Una vez decididos los destinos que se visitarán en Francia lo recomendable es informarse sobre los medios de transporte y hacer las reservas de trenes o vuelos con anticipación, pues así se tendrá un itinerario previamente determinado y se evitarán las sorpresas.

Hacer las reservas de hoteles en los diferentes destinos a visitar es también recomendable pues eso permitirá alojarse ni bien se llega a la ciudad en cuestión y tener suficiente tiempo para disfrutar de todo lo que tiene para ofrecer al turista.

Al tener previamente establecido el tiempo que se desea pasar en cada ciudad de Francia es más sencillo trazar una ruta, los traslados entre destinos y evitar sorpresas desagradables.

Una buena idea es comprar un mapa de Francia e ir colocando un pin en las ciudades que se quiera visitar, ya que un viaje comienza desde su planificación y un mapa es perfecto para planear cada visita.

Otros detalles a tener en cuenta para viajar a Francia

Con relación a la seguridad las autoridades del país recomiendan evitar la visita a suburbios periféricos de las grandes ciudades.

En cuanto a hacer compras, los grandes almacenes y centros comerciales de las principales ciudades francesas sueles abrir sus puertas a las 9.00 y cierras entre las 18.00 y las 19.00 horas.

Con respecto al dinero, la moneda en Francia es el Euro pero también se aceptan tarjetas internacionales como Visa, Master Card, American Express y Diners Club.

Con la duración, los destinos y el transporte organizados ya se pueden hacer las reservas de los hoteles u hostales para alojarse y también se puede alquilar un coche que estará disponible ni bien se llegar al aeropuerto.

El último punto de los preparativos para viajar a Francia es empacar lo necesario de ropa y no olvidar la cámara fotográfica, cargadores, documentos personales y a disfrutar de las vacaciones!!!