10 platos típicos de la gastronomía francesa

Si viajamos a cualquier país una de las cosas obligadas es probar sus platos típicos. Por lo general comemos los alimentos que son más famosos, populares, o que simplemente tienen alguna curiosidad. Algunos por historia, otros por sabor, y otros por resultar hasta muy picantes, los platos típicos son un factor a tener en cuenta en nuestros viajes.

 

Si vais a viajar a Francia, os recomendamos diez platos típicos que no os deberíais perder:

  1. Quiche Lorraine: Es una tarta de queso, beicon y jamón, originaria de Alsacia, y que tiene un fuerte componente alemán. Pero sigue siendo francesa.
  2. Crêpes y gallettes: Son tradicionales en Francia, pero en Bretaña encontraremos las versiones más típicas, que son realizadas con harina de trigo sarraceno. Podemos acompañar esta comida con cotriade, que es sopa de pescado, para completar el sabor.
  3. Coq au vin: Su nombre es la traducción de pollo al vino, y se trata de una de las comidas con tradición más larga de todo el país. Hay regiones en las que se presenta de manera diferente, con modificaciones locales. Su origen está en Auvernia.
  4. Tarta Tatín: Un nombre curioso para un alimento que se hace en el pueblo de Lamotte-Beuvron, en el Valle del Loira. Las hermanas Caroline y Stéphaine Tatin dijeron que lo crearon por error, aunque les salió una tarta de manzana muy buena.
  5. Cassoulet: Otra comida tradicional, caracterizada por ser un guiso con alubias blancas que se cuecen con trozos de carne y embutidos.
  6. Sopa de cebolla: Su historia viene de nosotros, aunque se popularizó gracias al rey de Polonia, que consiguió saber cómo se hacía porque le gustó mucho, cuando la probó. Ahora mismo es uno de los platos más famosos de Francia.
  7. Tielles à la Sétoise: Un plato sencillo que se puede encontrar fácilmente en panaderías, pescaderías y bares de la costa francesa que está al lado del Mediterráneo. Su relleno también es popular.
  8. Brioche Kouglof: Se caracteriza por tener mucho volumen, estrías y azúcar glasé, además de una base de mantequilla y una pizca de sal que le da un resulta al alcance de cualquiera.
  9. Boeuf bourguignon: Es un estofado de buey, pero adaptado a las características de Francia. Se hace con una cocción muy lenta de carne junto a ajo, cebollas, zanahorias, sal y un bouquet garni.
  10. Bugnes y beignetes: Dos dulces muy típicos de Francia, cada uno con su propia manera de hacerse. Lo que importa en este caso es que sus sabores ya se han hecho famosos en todo el país.

Francia tiene decenas de platos típicos, además de los que ya hemos dicho. Mejor comprobar su gastronomía.

5 restaurantes buenos y baratos en París

5 restaurantes buenos y baratos en París donde podrás degustar los más exquisitos platos de la cocina francesa e internacional.

Escargots, Foie Gras, Ratatouille, son solo algunas de las delicias de la más tradicional cocina francesa, platos que podemos degustar en los restaurantes de todo el país y en especial en los parisinos.

Pero, muchos turistas, sobre todo aquellos que visitan la capital de Francia buscan degustar las más tradicionales recetas de la culinaria francesa pero también en restaurantes con buena comida y precios asequibles.

Hoy desde Francia.net compartimos algunos de los restaurantes buenos y baratos en París, para todos los gustos y bolsillos, algo que todo viajero debe tener en cuenta ya que la capital francesa tiene fama de ser muy cara en todo lo que ofrece a los turistas.

Entonces, toma nota de estos 5 restaurantes buenos y baratos en París, con opciones excelentes de comidas incluyendo la exótica comida vietnamita y todo sin gastar más de lo que tu bolsillo permite, no te los puedes perder:

Chez Nicos

El Barrio Latino, es una zona parisina bohemia y tradicional en la que puedes comer bien y barato. Es allí donde está el restaurante Chez Nicos, de ambiente familiar pero con un buen servicio, este local se especializa en crepes dulces y salados.

Estas crepes tienen buen tamaño y a precio asequible, pero también puedes optar por otras propuestas como paninis y aprovechar su servicio de take-away si prefieres saborear la comida en el hotel o apartamento donde te alojes.

Flunch París

En pleno centro de París y muy cerca del Museo Georges Pompidou, se encuentra el restaurante “Flunch París”, con un menú muy asequible que consta de un plato principal y puedes elegir una bebida y un postre o bien un entrante. También existe un buffet libre, una buena opción si tienes mucho apetito.

El local es amplio y bastante confortable y en una ciudad cara como es París te sorprenderá encontrar un restaurante de estas características pero con muy buenos precios.

Pho Tai

Con exquisita comida, el restaurante Ph Tai te sorprenderá por su peculiar fachada y una vez sentado a la mesa podrás optar entre variados platos de la mejor culinaria vietnamita, ya sea sopas sabrosas, noodles, arroz en variadas reparaciones o platos picantes.

Situado justo al lado del metro Maison blanche, lejos de las zonas más transitadas, esta parte de París merece la pena de ser explorada, pues muy cerca está el barrio chino más grande de Europa con excelentes supermercados asiáticos.

Este restaurante cierra los miércoles y si vas un domingo conviene que llegues con tiempo para esperar una mesa.

Chez Léon

Chez Léon es un bonito restaurante de manteles a cuadros rojos, con todo el encanto del pasado. Situado en la calle de Lyon, en el distrito 12, en la esquina de la calle de Austerlitz, aquí puedes degustar platos exquisitos como el Cuscús picante o propuestas de carnes a la parrilla. También tiene una excelente selección de vinos, si estás dispuesto a gastar un poco más.

El restaurante está abierto todos los días de la semana a partir del mediodía y hasta las 14.30 y por la noche desde las 19.00 y hasta las 22.30 horas.

Chez Paula

Con una excelente relación calidad-precio con un menú desde 13 euros compuesto de dos platos y un postre. Ubicado muy cerca del mercado de las pulgas, en 26 Rue Letort, uno de los mejores días para ir es los días lunes después de un paseo por el mercado. Además de una excelente comida, el entorno familiar y el servicio inmejorable con un buen ambiente a un precio más que razonable, son las características más destacadas.