¿Cuál es el río más grande de Francia?

Francia, con una superficie de 643,801 kilómetros cuadrados, alberga muchos ríos tanto grandes como pequeños, pero lo interesante es que algunos de ellos sobrepasan los mil kilómetros de recorrido.

Quizá el río más popular de todos en Francia es el Sena, sin embargo el más grande del país es el Loira que es considerado como el más salvaje de Francia y de Europa, además de estar inscrito en el patrimonio mundial de la UNESCO.

En lo que se refiere al atractivo turístico del río Loira se puede disfrutar haciendo un recorrido a bordo de un barco o piragua o bien caminando por su orilla gracias o en bicicleta. También existen viaje en globo recorriendo el curso del Loira, un paseo ideal para los amantes de las aves.

Pero, el Loira no sólo es el río más largo de Francia, superando los 1000 kilómetros entre el Macizo Central y Nantes, sino que sus agua reflejan también una época histórica. El río nace y desemboca en Francia, su nacimiento es en el Monte Gerbier de Jonc y su desembocadura es en el departamento francés Loira Atlántico.

Este río, el más grande Francia, tiene una longitud de 1.006 km, fluye en dirección norte, noroeste, sureste y oeste, atravesando además un gran estuario de más de 50 kilómetros , antes de desembocar en el golfo de Vizcaya.

Además, es interesante destacar que el curso bajo del Loira está encerrado entre varios diques, siendo sus principales afluentes el Nièvre y el Maine, como también el Allier, el Cher, el Indre y el Vienne.

Un poco de historia del río Loira

El río Loira tiene varias particularidades como por ejemplo ser el único que supera los mil kilómetros de longitud, ser el menos afectado por el desarrollo del hombre, con un cause totalmente libre de grandes embalses que permiten en ciertas épocas del año benéficas inundaciones que fertilizan los campos aledaños creando un entorno natural de paisajes más salvaje.

Hasta mediados del siglo XIX, el Loira representó la principal vía fluvial a través de la cual era posible transportar las mercaderías provenientes del interior del paías hasta el puerto de Nantes. Pero, la llegada del ferrocarril, conectando París con Saint-Nazaire, cambió esa situación.

Asimismo, durante siglos existieron intentos para mantener un canal navegable por el río Loira utilizando diques de madera y dragado, lo que hizo que el tráfico fluvial aumentara gradualmente en esa región, existiendo un sistema de peaje y puentes.

Ya durante el siglo XVII, se construyeron muros de contención de piedra y muelles desde Roanne a Nantes, lo que ayudó a que el río fuese más fiable,18​ pero la navegación se detuvo con frecuencia por inundaciones y sequías. En 1707, se dijo que las inundaciones habrían ahogado unas 50.000 personas,19​ subiendo el agua más de 3 m en dos horas en Orléans. Un viaje de pasajeros típico desde Orléans a Nantes tomaba ocho días, y catorce días si el viaje se hacía río arriba contra la corriente.

Turismo por el río Loira

Numerosos castillos y palacios que datan de los siglos XVI y XVII se encuentran situados a orillas del Loira transformando este río como uno de los de mayor interés turístico del país galo.

Existen también muchos kilómetros del recorrido del río Loira que discurren por canales que sirven de comunicación de sus aguas con otros ríos importantes de Francia como el Sena, el Saona y con el puerto de Brest.

Uno de los mayores atractivos del río Loira es ofrecer a los turistas una experiencia única como viajar a bordo de un barco recorriendo sus aguas. Estas excursiones incluyen la oportunidad de visitar Nevers y su magnífico Palacio Ducal, considerado como uno de los primeros castillos del Loira o descubrir la antigua catedral.

Ya, a orillas del Canal lateral à la Loire, existen itinerarios que permiten visitar la evocadora Sancerre, recorrer sus viñedos, catar vinos y degustar la gastronomía local. En definitiva el turismo fluvial por el río Loira, el más grande de Francia, es una invitación a descubrir paisajes inolvidables, pintorescos pueblos como el de Montargis célebre por su exquisita gastronomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *