10 platos típicos de la gastronomía francesa

Si viajamos a cualquier país una de las cosas obligadas es probar sus platos típicos. Por lo general comemos los alimentos que son más famosos, populares, o que simplemente tienen alguna curiosidad. Algunos por historia, otros por sabor, y otros por resultar hasta muy picantes, los platos típicos son un factor a tener en cuenta en nuestros viajes.

 

Si vais a viajar a Francia, os recomendamos diez platos típicos que no os deberíais perder:

  1. Quiche Lorraine: Es una tarta de queso, beicon y jamón, originaria de Alsacia, y que tiene un fuerte componente alemán. Pero sigue siendo francesa.
  2. Crêpes y gallettes: Son tradicionales en Francia, pero en Bretaña encontraremos las versiones más típicas, que son realizadas con harina de trigo sarraceno. Podemos acompañar esta comida con cotriade, que es sopa de pescado, para completar el sabor.
  3. Coq au vin: Su nombre es la traducción de pollo al vino, y se trata de una de las comidas con tradición más larga de todo el país. Hay regiones en las que se presenta de manera diferente, con modificaciones locales. Su origen está en Auvernia.
  4. Tarta Tatín: Un nombre curioso para un alimento que se hace en el pueblo de Lamotte-Beuvron, en el Valle del Loira. Las hermanas Caroline y Stéphaine Tatin dijeron que lo crearon por error, aunque les salió una tarta de manzana muy buena.
  5. Cassoulet: Otra comida tradicional, caracterizada por ser un guiso con alubias blancas que se cuecen con trozos de carne y embutidos.
  6. Sopa de cebolla: Su historia viene de nosotros, aunque se popularizó gracias al rey de Polonia, que consiguió saber cómo se hacía porque le gustó mucho, cuando la probó. Ahora mismo es uno de los platos más famosos de Francia.
  7. Tielles à la Sétoise: Un plato sencillo que se puede encontrar fácilmente en panaderías, pescaderías y bares de la costa francesa que está al lado del Mediterráneo. Su relleno también es popular.
  8. Brioche Kouglof: Se caracteriza por tener mucho volumen, estrías y azúcar glasé, además de una base de mantequilla y una pizca de sal que le da un resulta al alcance de cualquiera.
  9. Boeuf bourguignon: Es un estofado de buey, pero adaptado a las características de Francia. Se hace con una cocción muy lenta de carne junto a ajo, cebollas, zanahorias, sal y un bouquet garni.
  10. Bugnes y beignetes: Dos dulces muy típicos de Francia, cada uno con su propia manera de hacerse. Lo que importa en este caso es que sus sabores ya se han hecho famosos en todo el país.

Francia tiene decenas de platos típicos, además de los que ya hemos dicho. Mejor comprobar su gastronomía.