Francia

La Rochelle, la ciudad vieja

Situada en la costa oeste de Francia y al norte de la Gironde, La Rochelle es una ciudad que combina de forma armoniosa su antigua arquitectura con el desarrollo y la modernidad de este siglo.

Una ciudad que ha sabido sacarle ventaja a su carácter marítimo generando así un desarrollo, cultural, económico y turístico enviadible.

Hacer una visita a La Rochelle, la ciudad vieja, se transformará sin lugar a dudas en un viaje inolvidable, ya que aquí el visitante encontrará una bello lugar antiguo con construcciones medievales y monumentos históricos que lo trasladarán al pasado.

Para acceder a la ciudad vieja de La Rochelle debe hacerse desde el puerto por la La Grosse Horloge la puerta que en el pasado era el ingreso a la villa fortificada. Esta gran puerta posee a ambos lados dos torres y un campanario en la parte central. En el Siglo XVIII la puerta fue modificada y ampliada guardando ese aspecto en la actualidad.

Bellos edificios forman la ciudad, como el magnífico Palacio de Justicia fue Henri IV quien ordenó su construcción, de la cual sólo quedaron unas puertas esculpidas ya que a finales del siglo XVIII el edificio se reconstruyó casi totalmente y se levantó uno nuevo que posee columnas corintias y la hermosa fachada de estilo greco-romana.

También se destaca el edificio Maison Henri II, de estilo renacentista construido en el siglo XVI, donde actualmente funciona la Cámara y el Tribunal de Comercio.

Otro monumento para visitar es la Tour de la Lanterne, edificada a finales del siglo XV a orillas del mar y que se une a la Tour de la Chaîne a través de una muralla.

Una diversa cantidad de museos ofrecen arte e historia a los visitantes, como el Museo de Bellas Artes, con gran parte de obras pertenecientes a pintores regionales, el Museo de Historia Natural con gran cantidad de material tanto de etnografía como de ciencias de la naturaleza, el Museo Orbigny-Bernon, que se encuentra consagrado a la cerámica local y la oriental, el Museo del Nuevo Mundo y el Museo del Mar con gran cantidad de material referido a la pesca y al mar.

El Aquarium de la ciudad es uno de los mejores que existen en Europa y es visitado por cerca de un millón de personas anualmente, por su coplejidad y belleza.

El constante conflicto de religiones trajo aparejado a través de los siglos que en La Rochelle no exista casi arte religioso. Sólo han quedado para ser vistos la Torre de Saint Barthélemy, perteneciente al siglo XV, que fue levantada sobre su templo originario del siglo XIII y el campanario, que era una atalaya, ya que se utilizaba como estrategia militar, y el edificio de San Salvador levantado en el siglo XIII que fue destruido y  reconstruido en estilo gótico.

Por último puede llegarse hasta la Catedral que comenzó a construirse en 1742 y recién en 1784 pudo ser bendecida sin estar terminada. Un edificio que se nota incompleto con un exterior un tanto severo y un interior elegante y con estilo.

El entorno de La Rochelle también brinda la posibilidad de disfrutar de bonitos paseos ya que muy cerca se encuentra la Isla de Ré, la de Oléron y Aix, con la posibilidad de navegar disfrutando del bello paisaje.

Foto: Fuente Wikimedia

Lugares a visitar

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright © 2015 - Francia.net - Guía turística de Francia.
eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: francia.netestadísticas para proyecto: francia.netetracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log

Pin It on Pinterest

Share This